Afganistán. Mejoran los tres militares heridos en el último atentado


Los tres militares españoles que resultaron heridos el pasado domingo al explotar un artefacto explosivo improvisado (IED en inglés) al paso de su vehículo "Lince" al norte de Qala-i-Nao (Afganistán) permanecen ingresados en el Hospital Central de la Defensa "Gómez Ulla" recuperándose de sus lesiones.
El soldado Jhony Alirio Herrera Trejos, que sufre fracturas en piernas y brazo se encuentra en la unidad de cuidados intensivos y su estado es estable dentro de la gravedad.
Por su parte, el soldado Roi Villa Souto, tiene varias fracturas en la pierna derecha de las que será operado en los próximos días. Permanece hospitalizado en planta.
El soldado Rubén Velázquez Herrera, que sufrió diversas contusiones, está en planta y se espera que reciba el alta hospitalaria dentro de unos días.
Los militares llegaron en la tarde del martes a la base aérea de Torrejón de Ardoz (Madrid) en un Boeing 707 medicalizado del Ejército del Aire que les trasladó desde Herat.

Mostrar comentarios