Miércoles, 11.12.2019 - 21:01 h

Un total de 7.549 alumnos ciegos vuelven a clase, el 99,6% a centros ordinarios

Un total de 7.549 estudiantes ciegos o con discapacidad visual grave de toda España regresa en estos días a las aulas, la práctica totalidad (99,6%) a centros educativos ordinarios, según la ONCE, que recuerda la necesidad de que las nuevas tecnologías docentes sean accesibles para que estos alumnos no queden excluidos en algunas materias.

Un total de 7.549 alumnos ciegos vuelven a clase, el 99,6% a centros ordinarios

Para ellos, la ONCE pone en marcha un sistema integral de apoyo, que contempla al alumnado, los centros escolares y las familias, con el objetivo de que su incorporación se realice en igualdad de condiciones, según ha informado esta organización en un comunicado.

Estos 7.549 alumnos con ceguera y discapacidad visual grave se reparten de cara al nuevo curso 2017-18 entre los diferentes niveles educativos: 1.443 escolares comienzan la Educación Infantil; 1.463 están escolarizados en Educación Primaria; 999 han llegado a la Educación Secundaria Obligatoria; 301 cursan Bachillerato; 293 se preparan en la Formación Profesional; 834 se enfrentan a la Universidad, y 2.216 están inscritos en otro tipo de enseñanzas.

ALUMNOS UNIVERSITARIOS

En el caso de los alumnos universitarios, especialmente aquellos que comienzan esta nueva etapa educativa, además de los apoyos educativos específicos, la ONCE desarrolla también un 'programa de rehabilitación' para contribuir a que estos jóvenes tengan plena autonomía en la movilidad y orientación por los nuevos entornos.

Esta tarea con los nuevos universitarios se desarrolla mediante la intervención de un técnico, encargado de acompañar y enseñar al estudiante a desenvolverse sin ninguna dificultad.

En cuanto a los materiales de estudio, la ONCE trabaja para que este colectivo pueda disponer, desde el primer día de clase, de los mismos libros de texto que sus compañeros, solo que transcritos al sistema Braille u otro soporte, así como toda la documentación necesaria en formato accesible.

Muchos de ellos cuentan además con dispositivos tecnológicos adaptados para seguir las clases con normalidad, como son ordenadores con voz, anotadores y calculadoras parlantes o impresoras en Braille, entre otras.

En este sentido, la ONCE lanza de nuevo el mensaje a las administraciones y todos los implicados en el proceso curricular para que "cualquier innovación tecnológica en el aula tenga siempre en cuenta la accesibilidad porque, de lo contrario, puede dejar fuera a estos estudiantes con discapacidad visual y colocar frente a ellos barreras a veces insuperables".

APOYO INDIVIDUALIZADO

Este alumnado, independientemente de su lugar de residencia, recibe el apoyo especializado de alguno de los equipos de atención educativa repartidos por todo el Estado para todas las etapas educativas. A su vez, estos equipos dependen estructuralmente de alguno de los cinco Centros de Recursos Educativos (CRE) de la ONCE, ubicados en Alicante, Barcelona, Madrid, Pontevedra y Sevilla.

Según informa esta organización, para cada alumno se elabora un Plan Individualizado de Atención, según sus necesidades, y se le asigna un maestro itinerante encargado, entre otras funciones, de asesorar al centro y al profesorado de aula, a las familias y realizar el apoyo directo que necesite cada alumno.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING