Domingo, 27.05.2018 - 03:18 h

El "coaching", nuevo ingrediente imprescindible en la Universidad

Identificar los cambios que una persona necesita hacer para alcanzar sus metas, es decir, aplicar el "coaching", parece ser ya una tarea imprescindible en todos los ámbitos profesionales y, cada vez más, las universidades parecen ser conscientes de ello.

Pilar R. Veiga

Madrid, 28 jun.- Identificar los cambios que una persona necesita hacer para alcanzar sus metas, es decir, aplicar el "coaching", parece ser ya una tarea imprescindible en todos los ámbitos profesionales y, cada vez más, las universidades parecen ser conscientes de ello.

Cursos de especialización y máster en "coaching" no faltan en la actualidad en muchas facultades españolas, entre otras razones porque en todo centro educativo los profesores necesitan las capacidades de un "coach" o entrenador para ofrecer a los alumnos "un cambio de paradigma de lo que hasta ahora se les había enseñado".

Lo destaca a Efe Enrique Jurado, director de la empresa D'Arte Coaching y Formación, que ha firmado un convenio con la Universidad Rey Juan Carlos (URJC) para ofrecer el título de Especialista Universitario en Coaching, Inteligencia Emocional y Programación Neurolingüística.

"Coaching es hacer visible lo aparentemente invisible" y tratar de "ser la mejor versión de uno mismo", dice Jurado, que define al "coach" como la persona que acompaña en ese proceso.

"Es el guía, el despertador, el motivador, el catalizador del cambio en la persona y eso lo hace desde una posición de humildad, de compromiso por el potencial del otro, de una presencia y una profesionalidad absoluta y de una apuesta por el ser humano que tiene delante", explica.

Jurado confía en que la figura del "coach" sea reconocida y necesaria en el cien por cien de la población, pues argumenta que, por ejemplo, "en una situación de crisis puedes ser inmensamente feliz".

Los alumnos del nuevo título de la URJC (con un mínimo de 350 horas lectivas y 35 créditos) obtienen las herramientas necesarias para ser un "coach" profesional, pues incluye temas de "coaching" para aplicar a la vida, en el ámbito ejecutivo, empresarial y en equipo, entre otros.

Curiosidad, capacidad de escucha y sensación de propósito ("saber que dentro de cada persona late un potencial enorme y que en el momento de entender para qué estas aquí vuelves a nacer con una sensación de enorme júbilo y bienestar") son algunas de las características que debe tener un "coach", comenta.

En la Universidad Pública de Navarra (UPN) se ha ofertado este año el curso de Especialización en Liderazgo, Desarrollo del Talento y Coaching (73,50 horas lectivas y 7,3 créditos) dirigido a titulados universitarios, y ha contado con 20 alumnos, entre los que se encontraban licenciados en Derecho, Psicología, Ingeniería o Química.

Esta formación en la UPN pretende que los participantes se especialicen en la técnica del "coaching" en la empresa y como profesión.

El "coaching", resaltan desde esta universidad pública, implica "hacer aflorar todo el potencial del individuo, haciendo que encuentre formas nuevas de superar sus obstáculos y limitaciones personales para conseguir lo mejor de sí mismo".

Y para los que quieren estudiar a distancia o con clases semipresenciales, la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED) oferta el máster en Psicología del Coaching.

Algunos profesores de la UNED llevaban años trabajando en el campo aplicado del "coaching" y, al existir la demanda de una universidad pública que "aportara rigor a un campo no reglado y avalara estudios universitarios", se decidió crear el máster, apunta José María Buceta, profesor titular de Psicología de la UNED y director del citado máster.

Con una duración de dos años e impartido en régimen semipresencial, este máster se une también al curso sobre el Experto Universitario en Psicología del Coaching de la UNED, que equivale al primer año del máster.

En esta facultad a distancia, la mitad de los alumnos del máster son psicólogos y la otra mitad de otras carreras; Buceta señala que los primeros ven en el "coaching" la oportunidad de enriquecer su repertorio de habilidades y ampliar sus posibilidades profesionales, mientras que los segundos incrementan los conocimientos psicológicos para incorporarlo como un recurso más en sus profesiones o para formarse como "coach".

Buceta añade que un buen "coach" debe comprender que el protagonista no es él, sino su cliente, no tiene que aconsejar qué hacer, sino "ayudar a esa persona a encontrar su propio camino".

Temas relacionados

Ahora en portada

Comentarios