Lunes, 19.08.2019 - 04:25 h

80 adolescentes tutelados aprenden a ser autónomos en pisos en un nuevo plan de la Dgaia

80 adolescentes tutelados aprenden a ser autónomos en pisos en un nuevo plan de la Dgaia

Unos 80 adolescentes tutelados de entre 16 y 18 años participan en los nuevos Itinerarios de Protección Individualizados (IPI) de la Dirección General de Atención a la Infancia y la Adolescencia (Dgaia) de la Generalitat con el objetivo de que "sean lo más autónomos posible y que puedan tener una respuesta a sus necesidades" de una forma más independiente.

Lo ha explicado en declaraciones a Europa Press el director de la Dgaia, Ricard Calvo, que ha relatado que el proyecto se inició en julio de 2016 y ya se ha implantado en todo el territorio catalán con buenos resultados para jóvenes que han pedido "una forma de ser atendidos diferente a la que podría ser el entorno de un centro residencial" y una adaptación del sistema de protección.

Los adolescentes cuentan con este servicio las 24 horas del día, con alojamientos de un máximo de tres jóvenes --la mayoría en el área metropolitana de Barcelona--, y con un educador --en una ratio de uno por ocho menores-- que los acompaña en sus itinerarios de formación, de inserción laboral y de proyecto vital: "En todo lo que tiene que ver con su desarrollo".

La directora del Área Social, Salud mental y de Atención a la Dependencia del Instituto Universitario Avedis Donabedian UAB --que trabaja con la Dgaia desde hace diez años--, Pilar Hilarión, ha destacado que este plan potencia el proceso de empoderamiento del adolescente, teniendo en cuenta su potencial, motivaciones, capacidades y fortalezas: "Vive en función de su preferencia", bajo el paraguas de un acompañamiento.

Los itinerarios suponen una "preparación progresiva para su independencia" y para su integración en la comunidad, de la que ha destacado una corresponsabilidad en la sociedad en general, y ha apuntado que se estudian los casos previamente para que los jóvenes que entren en el programa puedan seguirlo de forma segura.

75 CHICOS Y 15 CHICAS

En la segunda mitad de 2016, pasaron por el servicio 90 jóvenes --75 chicos y 15 chicas--, entre los que hubo 17 bajas: nueve por cambio de medida de protección, cuatro por mayoría de edad y cuatro por entrar en el Servicio de acompañamiento especializado a jóvenes tutelados y extutelados (Saej), según datos facilitados por el departamento a Europa Press.

De éstos, 52 tienen nacionalidad marroquí, 19 española, nueve pakistaní, tres de Argelia y dos de Colombia, mientras que los cinco restantes procedían de Etiopía, Líbano, Senegal, Rusia e India, respectivamente.

Un total de 70 procedían de un centro de acogida y nueve de un centro residencial de acción educativa (Crae), mientras que seis estaban acogidos en familia extensa, dos en un centro residencial de educación intensiva (Crei), dos en una Unidad de fomento de la autonomía (Ufa) y uno en un piso asistido.

El programa responde a la aplicación de un articulo de la Ley 14/2010 de derechos y oportunidades en la infancia y la adolescencia, que pide potenciar acciones que promuevan la autonomía de los jóvenes que están en el sistema de protección, concretamente en el ámbito residencial.

Esta medida llega después de que Catalunya haya vivido en los últimos años un incremento de la llegada de menores no acompañados --por delante de épocas con mayor inmigración--: en 2016 llegaron 553 --según cifras de principios de diciembre--, el 77% procedentes de Marruecos y la mayoría hombres, con solo 10 mujeres, mientras que la cifra fue de 544 en 2015 y de 438 en 2012.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios