Sábado, 16.11.2019 - 01:24 h
Motivos higiénicos

Una azafata confiesa el motivo por el que nunca debes pedir café o té en un avión

Esto, además de pedir Coca-Cola Light o llevar tus propias mantas o almohadas, son algunos de los consejos que da la trabajadora. 

Azafata
Una azafata confiesa el motivo por el que nunca debes pedir café o té en un avión

Una vez los aviones han cogido la altura suficiente y se apaga la señal de 'cinturón obligatorio', es cuando las azafatas y los azafatos empiezan a pasar por el pasillo con el carrito ofreciendo bebidas y comidas. Bien, pues es justo en ese momento cuando hay dos cosas que deberías tener vetadas: el café y el té. 

Así lo ha confesado Jamila Hardwick, una azafata a la revista Inside Nation. De hecho, revela que ni ella ni sus compañeros de trabajo, suelen tomar bebidas calientes cuando vuelan. El problema, explica, "los depósitos de agua casi nunca se limpian".

También aconsejó no pedir Coca-Cola Light, ya que es el refresco que más rápido se agota, por lo tanto tardarán en servirlo más que ningún otro. "Para cuando lo sirvamos, podríamos tener tres bebidas más por otro lado", explica". 

Pero aún hay más, la azafata explica por qué no debes pedirle nunca ayuda al guardar el equipaje. "No nos pagan hasta que se cierra la puerta de embarque. Por tanto, si nos lastimamos al subir una maleta al compartimento superior, no puede decir que haya sido un accidente laboral", explica. 

Sobre mantas y almohadas

Hardwick también avisó sobre las manas y almohadas de los aviones. ¿Lo mejor que puedes hacer? "Trae el tuyo", sentencia. "Estos es cierto que se lavan, pero no estamos tan seguros de lo bien que se lavan. Para la almohada, quitan el forro y le ponen uno nuevo, por lo que la almohada sigue sucia". 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios