Domingo, 05.04.2020 - 13:11 h

Boliviano condenado a 4 años de prisión en Argentina por trata de personas

Un boliviano fue condenado a cuatro años de prisión por someter a explotación a tres mujeres de su misma nacionalidad, una de ellas menor de edad, en un taller textil clandestino de las afueras de Buenos Aires, la primera condena por el delito de trata de personas en Argentina, informó hoy la prensa.

Buenos Aires, 7 sep.- Un boliviano fue condenado a cuatro años de prisión por someter a explotación a tres mujeres de su misma nacionalidad, una de ellas menor de edad, en un taller textil clandestino de las afueras de Buenos Aires, la primera condena por el delito de trata de personas en Argentina, informó hoy la prensa.

El hombre obligaba a las mujeres nativas de la ciudad boliviana Cochabamba a trabajar más de quince horas en condiciones "inhumanas" en el taller situado en la localidad bonaerense de La Matanza luego de haberlas traído a Argentina "bajo engaño", aprovechándose de su "situación de vulnerabilidad social", sostiene el fallo del Tribunal Oral Federal N°2 de San Martín divulgado por el diario Página/12.

El dictamen destaca que al allanarse el taller se encontró, además, un par de esposas colgadas en la habitación donde dormían las tres mujeres, a las que no se les permitía salir a la calle, si no era con un permiso o acompañadas de un familiar del condenado, cuya identidad no fue divulgada.

El hombre, el primer condenado por trabajo forzoso en Argentina desde la tipificación del delito en 2008, fue sometido a un juicio abreviado en el que reconoció su culpabilidad, lo que abrió paso a que el tribunal dictara a una pena leve, de cuatro años.

Una de las víctimas denunció al detenido hace dos años, aprovechando un permiso para ver a su marido, lo que originó la causa judicial.

"Las convenció de ir a trabajar a su taller, aprovechándose de sus necesidades económicas, prometiéndoles engañosamente un ingreso que nunca iba a cumplir", señala el fallo, que también advierte sobre el "maltrato verbal" al que eran sometidas las víctimas.

El pasado viernes, el juez argentino Sergio Torres procesó a tres bolivianos acusados de integrar una red que trae tanto mayores como menores de edad desde su país natal para explotarlos laboralmente en Buenos Aires.

Uno de ellos está, además, imputado por el abuso sexual de una menor.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING