Miércoles, 20.11.2019 - 03:46 h
Caso Castro Urdiales

La detenida le pidió a su amiga que le guardara una caja con juguetes eróticos

Pidió el favor porque no quería que la guardia civil la encontrara en su casa, a la que iban después de la desaparición de su pareja. 

Castro Urdiales
 

Lo que era una caja con juguetes eróticos ha resultado ser uno de los hallazgos más macabros de los últimos tiempos. Una mujer le pide a su amiga que le guarde una caja porque no quiere que la encuentre la Guardia Civil durante el registro de su vivienda con motivo de la desaparición de su pareja. La que recibe el paquete no duda en decirle que sí. Meses depués y cansada del olor que desprende decide abrirla y entra en shock: dentro había un cráneo humano.

Ahí ha empezado un suceso que tiene a los vecinos de Castro Urdiales atemorizados. Aunque la Guardia Civil no ha dado datos sobre la persona detenida ni sobre a quién pertenecería el cráneo, cuya identidad no se ha confirmado oficialmente, algunas fuentes apuntan a que se investiga si corresponde a un vecino del municipio, pareja de la detenida, que está desaparecido desde hace meses.

La detención se ha producido este fin de semana en el edificio Mar Llana número 12 de la calle Padre Basabe, donde supuestamente residiría la detenida y donde se ha llevado a cabo el registro de la vivienda durante todo el día. Al lugar también han acudido esta tarde agentes de la Policía Científica, que han subido al piso para hacer una inspección ocular de la zona, que se encuentra acordonada.

Según ha informado a esta agencia fuentes del Cuerpo, esta detención se produce después de que una mujer encontrara la cabeza al abrir una caja que le habían entregado en su casa, en la madrugada del viernes al sábado. Tras el hallazgo, la mujer tuvo que ser atendida por servicios sanitarios del 061, que la trasladaron en ambulancia al centro de salud Cotolino de Castro Urdiales.

Del caso se ha hecho cargo el Juzgado de Instrucción número 2 de Castro Urdiales, que se encontraba de guardia cuando sucedieron los hechos. El mismo sábado incoó diligencias y declaró el secreto de las actuaciones. La Guardia Civil no ha concretado en qué estado se encontraba la cabeza ni la identidad de la víctima, que investiga el Instituto Armado. La investigación sigue abierta y el grupo de delitos contra las personas de la Guardia Civil de Cantabria cuenta para ello con apoyo de especialistas de este Cuerpo de Madrid.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING