Cae una red que introducía inmigrantes ocultos en coches en Melilla

  • La Guardia Civil y el Cuerpo Nacional de Policía han desarticulado en Melilla una red que se dedicaba a introducir inmigrantes de forma clandestina, ocultos en dobles fondos de vehículos que cruzaban la frontera con Marruecos.

Melilla, 29 dic.- La Guardia Civil y el Cuerpo Nacional de Policía han desarticulado en Melilla una red que se dedicaba a introducir inmigrantes de forma clandestina, ocultos en dobles fondos de vehículos que cruzaban la frontera con Marruecos.

Según informa hoy el instituto armado en una nota, en la denominada operación "Angora", que se inició a mediados de agosto, se ha detenido a cinco personas, y se ha identificado a un total de diez, todas ellas supuestos integrantes de la organización.

Asimismo, se han intervenido cuatro vehículos preparados para introducir inmigrantes.

A la citada organización se le atribuye la introducción de más de 22 inmigrantes a través de la frontera, actuación por la que habrían cobrado entre 3.000 y 4.000 euros por cada uno.

La organización se dedicaba de forma continua al pase de inmigrantes de origen subsahariano en dobles fondos de vehículos, y estaba formada por personas de nacionalidad española y marroquí.

En territorio marroquí, concretamente en las localidades vecinas a Melilla de Beni Enzar y Nador, se captaba a los inmigrantes, al tiempo que se preparaban los vehículos para introducir en habitáculos "infrahumanos" a los indocumentados, que se jugaban la vida al intentar cruzar la frontera hacia Melilla ocultos.

Según la Guardia Civil, han sido muchas las ocasiones en las que se han detectado episodios de inmigrantes subsaharianos que al ser extraídos de los dobles fondos mostraban evidentes síntomas de asfixia, quemaduras y mareos, mostrando una desorientación plena cuando se les sacaba del doble fondo.

En Melilla, se hacían otras labores "mas sofisticadas", como la adquisición de vehículos, su matriculación y, sobre todo, la captación de conductores que se atreviesen a cruzar la frontera con el inmigrante oculto.

Las personas que se encargaban de adquirir los vehículos para su posterior preparación mediante la práctica del doble fondo eran los propios dirigentes de la red en Melilla, mientras que los conductores-titulares de los vehículos captados por esta mafia eran personas de escasos recursos económicos que tenían una necesidad urgente de dinero.

El líder de la red contaba con una "mano derecha", que no dudaba en "intimidar, amenazar y extorsionar" a sus hombres subordinados en la red para que el "negocio" de introducción de inmigrantes subsaharianos en Melilla fuese siempre por buen camino.

Durante el transcurso de la operación, algunos conductores y vehículos de la red han sido interceptados por la Fuerzas de Seguridad marroquíes en su labor diaria de fiscalización y control de los vehículos que acceden a Melilla.

Los cinco detenidos, todos ellos varones de distintas edades, uno de ellos con antecedentes por hechos similares, han ingresado en prisión como supuestos autores de un delito de organización criminal, amenazas, coacciones y de un delito contra el derecho de los ciudadanos extranjeros.

Mostrar comentarios