Camps dice que "no creemos en una España de caducidades ni de reservas de agua"

  • Murcia/Valencia.- El president de la Generalitat, Francisco Camps, ha dicho hoy que no cree "en una España de caducidades ni de reservas", en alusión a la inclusión de una reserva estratégica de 4.000 hectómetros cúbicos en el preámbulo de la reforma estatutaria de Castilla-La Mancha.

Camps dice que "no creemos en una España de caducidades ni de reservas de agua"
Camps dice que "no creemos en una España de caducidades ni de reservas de agua"

Murcia/Valencia.- El president de la Generalitat, Francisco Camps, ha dicho hoy que no cree "en una España de caducidades ni de reservas", en alusión a la inclusión de una reserva estratégica de 4.000 hectómetros cúbicos en el preámbulo de la reforma estatutaria de Castilla-La Mancha.

En la rueda de prensa ofrecida junto a su homólogo murciano, Ramón Luis Valcárcel, Camps ha comentado que actualmente se asiste a un "debate absurdo de tensión que no se ajusta a ningún dato objetivo".

Por su parte, Valcárcel ha dicho que si el PSOE "se obstina en mantener el texto" sobre el trasvase Tajo-Segura en los términos en que está planteado en el preámbulo de la reforma del Estatuto de Castilla-La Mancha, el PP "debería votar no" en la Comisión Constitucional del Congreso que se reúne el miércoles.

Valcárcel y Camps se han reunido con una veintena de agricultores y regantes del Levante, entre ellos el presidente del Sindicato de Regantes del Acueducto Tajo-Segura (SCRATS), José Manuel Claver, y el presidente del Sector del Agua de los Empresarios Alicantinos, Joaquín Rocamora.

Coincidiendo con este encuentro, el sindicato SCRATS ha convocado una concentración de regantes esta tarde en la Gran Vía de Murcia, a la que asistirá Valcárcel, y el próximo miércoles, a las puertas del Congreso de los Diputados, tendrá lugar otra con motivo de la reunión de la comisión constitucional que analizará la reforma del Estatuto manchego.

A juicio del presidente murciano, la comisión constitucional del Congreso "debe votar que no, a tenor de lo que se ha dicho hasta ahora" porque, ha asegurado: "votar otra cosa sería descolocarnos", ya que la abstención del PP en el anterior trámite parlamentario respondía a una búsqueda de acuerdo.

Así mismo, el presidente murciano ha asegurado que Murcia y Valencia defenderán el trasvase "hasta las últimas consecuencias" y sin ceder a un derecho que consideran irrenunciable.

"No vamos contra nadie ni queremos nada que nadie necesite, sólo reclamamos lo que necesitamos, que es agua para crecer, para mantener puestos de trabajo y para incrementar el PIB", ha agregado Valcárcel.

Ha indicado que tras este encuentro, en el que han participado representantes del empresariado, de la agricultura y del regadío de ambas autonomías, "salen más que reforzados para seguir batallando".

Por su parte, Francisco Camps ha dicho que nadie les ha dado ninguna razón para retirar el trasvase, ni ha puesto en duda su eficiencia, su utilidad y el buen uso que del agua hacen los agricultores, por lo que no entiende que en un estatuto resida la regulación de "un recurso natural que es de todos los españoles".

Camps ha considerado "un contrasentido enorme" que en momentos de crisis económica se paralice el trasvase del Tajo al Segura, ya que supone "prosperidad y empleo" para el Levante, y ha instado al Gobierno a que lo apoye por este motivo.

Según el presidente de los regantes del Tajo-Segura, ha llegado el momento en el que el PP debe votar que no al estatuto para que sea devuelto "al lugar de donde nunca debió salir", en referencia a las Cortes de Castilla-La Mancha.

Esta opinión la ha respaldado el presidente del sector del agua de Alicante, Joaquín Rocamora, quien ha calificado de "grave disparate" la reforma estatutaria, ya que, según ha asegurado, podría suponer la pérdida de 110.000 puestos de trabajo, 20.000 millones de euros en indemnizaciones por derechos adquiridos y "la quiebra del Estado de Derecho".

Mostrar comentarios