Casi cuatro de cada diez dependientes esperan a que les asignen su prestación

  • Madrid.- Casi cuatro de cada diez personas reconocidas como beneficiarias de la Ley de Dependencia esperan a que les asignen una prestación concreta, según un informe de CCOO, que reclama que del Plan E se consoliden 400 millones para un Fondo de Excelencia para la Dependencia.

Casi cuatro de cada diez dependientes esperan a que les asignen su prestación
Casi cuatro de cada diez dependientes esperan a que les asignen su prestación

Madrid.- Casi cuatro de cada diez personas reconocidas como beneficiarias de la Ley de Dependencia esperan a que les asignen una prestación concreta, según un informe de CCOO, que reclama que del Plan E se consoliden 400 millones para un Fondo de Excelencia para la Dependencia.

El estudio de la implantación del Sistema de la promoción de la autonomía y atención a las situaciones de Dependencia refleja que el sistema de dependencia es ya tan importante en volumen como el sistema de pensiones no contributivas y que en algunas comunidades es cuatro veces superior al de otras.

El sistema, a 31 de octubre de 2009, tiene registrados 1.001.838 solicitudes, de las que 110.000 están pendientes de valoración o dictamen; de las valoradas, el 51 por ciento han sido reconocidos como grandes dependientes, el 30 por ciento severos y el 18 por ciento moderados (estos últimos tendrán que esperar hasta el 2011).

Respecto al grado de implantación del Sistema -teniendo en cuenta el porcentaje de dictámenes sobre el total de población-, el estudio señala que es mayor en Andalucía (3,2), La Rioja (2,99), País Vasco (2,97), Cantabria (2,79), Navarra (2,65) y Castilla-La Mancha (2,58), mientras que en el extremo contrario se sitúan Madrid (0,69), Comunidad valenciana (0,76) y Canarias (0,80).

De las personas a las que se les ha reconocido como beneficiarias del sistema, el 38 por ciento se encuentran en lista de espera -media nacional- para que les asignen los servicios a los que tienen derecho.

Canarias encabeza la lista, con el 66,13 por ciento; seguida de Baleares, 59,38; Extremadura, 56,11; Murcia, 49,82; Cataluña, 49,13; Madrid, 49,03; Castilla-La Mancha, 42,43, y Comunidad Valenciana, 39,72 por ciento.

Por debajo de la media, se sitúan Ceuta y Melilla (gestionados directamente por el IMSERSO) con el 15,82 por ciento; junto con Navarra (16,23), Castilla y León (17,69), País Vasco (19,67), Cantabria (23), La Rioja (30,34), Aragón (31,47) y Andalucía (32,86).

El sindicato ha advertido de que la lista de espera cambia la tendencia que venía experimentando en los primeros meses de implantación a partir de mayo, por el aumento de las prestaciones económicas de cuidador familiar, frente a la prestación de servicios.

El informe recuerda que la fórmula de atención preferente debería ser a través de los servicios y destaca que sólo Extremadura, País Vasco y La Rioja lo cumple.

En este sentido, CCOO propone crear un fondo que prime la prestación de servicios a través de la mejora de la financiación de las CCAA.

También, que tenga en cuenta las comunidades que realicen inversión pública en infraestructuras y creación de servicios propios.

El sindicato advierte de que los criterios de financiación establecidos "tienen un efecto no deseado", ya que las CCAA que tienen un mayor grado de implantación y que están haciendo un mayor esfuerzo están peor financiadas, por lo que propone que se establezca un criterio corrector que fije esta cuantía en función de las personas reconocidas y atendidas y no sobre la población estimada de personas dependientes.

CCOO ha lamentado que algunas comunidades, como Valencia, Canarias y Murcia, hayan externalizado la valoración de la dependencia y que en algunas regiones las personas dependientes esperan tres meses para obtener la valoración, mientras que en otras este plazo llega a un año.

Mostrar comentarios