Jueves, 19.10.2017 - 15:21 h

El viento tira varias torretas de alta tensión y provoca daños y desprendimientos en vías y viviendas

El temporal de viento y lluvia ha continuado afectando a Galicia durante la tarde del sábado, con menor intensidad, aunque arrastrando centenares de incidencias a su paso.

En total el servicio de Emergencias del 112 ha gestionado 340 alertas durante la tarde, la mayoría en Pontevedra y A Coruña. Los problemas más frecuentes se han debido a caída de árboles o ramas a las carreteras, además de postes o cables de la luz.

A pesar de ello, también se han registrado inundaciones en viviendas de algunas localidades y daños en tejados y fachadas de algunos edificios.

Continúan, asimismo, los problemas de suministro eléctrico en todas las provincias y que en concreto afectan a 25.793 gallegos. Por provincias, A Coruña cuenta con 8.608 afectados, Ourense-Lugo 10.938 y Pontevedra 6.247, según datos de Unión Fenosa.

Una de las incidencias más graves ocurrió en Lourenzá, donde el viento ha tirado dos torretas de alta tensión. Una de ellas quedó sobre la carretera que va a Trabada que, en estos momentos, permanece cortada.

En Redondela, además, un árbol cayó sobre una línea de media tensión, y los cables corrían el peligro de caer sobre la vía del tren. El Servizo de Emerxencias de la localidad se encargó de retirar el árbol durante la tarde, en Soutoxuste, en la parroquia de O Viso. Hasta el lugar también se desplazó personal de la compañía eléctrica.

Asimismo, en O Rosal, el viento provocó el desprendimiento de la cubierta de una granja de pollos, situada en O Casal. Las chapas del tejado quedaron esparcidas por la propiedad de la granja y las fincas colindantes.

Por otro lado, se ha cerrado el Complexo deportivo de Monterrei, en Ourense, por precaución de cara al temporal, una medida que se está aplicando en otras localidades.

CARRETERAS GALLEGAS

Las incidencias por el temporal ha llevado a reordenar el tráfico en las carreteras gallegas, como en la rotonda de Orro, debido al desprendimiento de paneles antirruído adosados a los pretiles metálicos del viaducto en la AC-549.

También permanece cerrada el tráfico la PO-534 en Forcarei, por la caida del tendido eléctrico de alta tensión. Otros problemas con postes y cableado se han dado en vías como la AC-543 y la PO-532.

Por otro lado, se han registrado numerosos desprendimientos y bolsas de agua en varios puntos de la red de carreteras autonómica, y fue necesaria la intervención de la máquina quitanieves en la OU-122, en Ourense.

La Dirección Xeral de Emerxencias e Interior de la Xunta ha decidido además activar el 'Plan Especial para o risco de inundacións en Galicia', tras el aviso de la Confederación Hidrográfica do Miño de niveles significativamente altos y la posibilidad de crecida del río Azúmara en Beguntillo, en Castro de Rei (Lugo).

VISITA A LOS CENTROS

El conselleiro de Cultura, Educación e Ordenación Universitaria, Román Rodríguez, se ha desplazado este mismo sábado para comprobar los daños provocados por el temporal a los centros educativos. En concreto, al CPI Antonio Orza de Boqueixón, al que el viento arrancó la cubierta durante la noche.

Ahora en portada

Comentarios