China permite visitar por primera vez al abogado encarcelado Gao Zhisheng

  • El abogado defensor de los derechos humanos, Gao Zhisheng, desaparecido en 2009 y condenado a tres años de cárcel en diciembre de 2010, fue visitado por sus familiares por primera vez desde que fue encarcelado en la prisión de Shaya en la región uigur de Xinjiang, al oeste de China, informó la organización Reporteros Sin Fronteras.

Pekín, 30 mar.-El abogado defensor de los derechos humanos, Gao Zhisheng, desaparecido en 2009 y condenado a tres años de cárcel en diciembre de 2010, fue visitado por sus familiares por primera vez desde que fue encarcelado en la prisión de Shaya en la región uigur de Xinjiang, al oeste de China, informó la organización Reporteros Sin Fronteras.

El hermano mayor del abogado, Gao Zhiyi, de 57 años, confirmó que las autoridades chinas le habían permitido visitar a Gao en la cárcel, pero no dio detalles del encuentro, según el comunicado de la organización.

Es la primera vez que los familiares pueden confirmar que Gao, varias veces candidato al premio Nobel de la Paz, está vivo, después de que desapareciera en 2009 a manos de las autoridades.

Gao Zhisheng estuvo considerado un abogado modélico por parte del régimen chino hasta que empezó a aceptar casos de miembros del grupo religioso budista Falun Gong, considerada como una secta ilegal por el régimen de Pekín.

El 22 de diciembre de 2006, el abogado fue "sentenciado por incitar a la subversión contra el poder del Estado" a 3 años de cárcel con 5 años de libertad condicional.

Antes de desaparecer de la opinión pública en 2009, el disidente denunció haber sido torturado en una de sus múltiples detenciones

La primera noticia sobre Gao que se dio a conocer desde su desaparición fue a finales de 2010, cuando un tribunal de Pekín decidió volver a encarcelar al abogado disidente por "violar" las normas de la libertad condicional de la que supuestamente gozaba.

En una llamada de desesperación, la mujer de Gao, exiliada a EEUU desde 2009 con los dos hijos del matrimonio, pidió al régimen chino el pasado diciembre que le permitiera reunirse con su marido "para saber si está vivo o, al menos, ver su cadáver en caso de que haya muerto".

En una entrevista concedida a la ONG "Human Rights in China" (HRIC), la esposa del abogado manifestó la preocupación de su familia sobre el estado de salud de Gao.

El caso del abogado de derechos humanos, nacido en la provincia de Shaanxi (oeste) en 1966, llevó a la Unión Europea (UE), EEUU y diversas oficinas de la ONU a pedir a Pekín explicaciones sobre su paradero e, incluso, la alta representante de la UE, Catherine Ashton, solicitó a China su liberación.

La cancillería china siempre dijo que el caso se maneja de acuerdo a la ley de China, sin especificar.

Gao, nombrado en 2001 como uno de los letrados más destacados del país por el propio Ejecutivo chino, empezó a ser objeto de acoso por las autoridades cuando aceptó representar a miembros perseguidos del movimiento religioso Falun Gong, ilegalizado por Pekín en 1999 cuando contaba con 60 millones de seguidores.

En represalia por la defensa de éste y otros casos delicados para el régimen chino, Pekín revocó su licencia, cerró su bufete y sometió a su familia a una vigilancia y acoso continuos, detallados por la esposa en su entrevista con HRIC.

El abogado, varias veces candidato al Premio Nobel de la Paz fue detenido en numerosas ocasiones y su esposa pidió a la comunidad internacional que siga presionando a Pekín hasta conseguir su liberación.

Mostrar comentarios