A 12 años de cárcel 

Condenado por fingir ser asesora para obtener imágenes íntimas de menores 

Un hombre se hacía pasar por profesional a través de una red social, donde se ganaba la confianza de las niñas. Se han identificado un total de 46 víctimas.

La Audiencia de Málaga
Coacción a menores: condena de doce años de cárcel por obtener fotos íntimas
Europa Press.

La Audiencia de Málaga ha condenado a un hombre que se hacía pasar por una asesora menor de edad a través de una red social y pedía fotografías íntimas a sus víctimas. Según lo que ha informado la Audiencia, se han identificado un total de 41 menores que han sufrido coacción por parte del condenado, con edades de entre diez y 16 años. Asimismo, la Sala le absuelve de delitos de corrupción de menores. La suma total de las penas impuestas supone más de doce años de prisión.

Según la sentencia, el acusado se hacía pasar por una menor en las redes sociales y se ponía en contacto con menores, ganándose su confianza diciéndoles que daba "consejos" tanto de amor como de todo tipo y terminaba conversando de sexo e incitándoles. Así, se declara probado que envió imágenes de sus partes íntimas y les pedía a los menores que hicieran lo mismo. En este sentido, un día de septiembre de 2013, el procesado, desde su móvil y "guiado por el ánimo libidinoso", mantuvo contacto con una menor a la que le envió una foto de sus partes íntimas y le dijo que si no hacía lo mismo rápidamente comunicaría la conversación subida de tono que habían mantenido a todas sus amigas de la red social; una conversación de la que la víctima se avergonzaba, según informa Europa Press.

Por esto, la menor lo hizo, aunque posteriormente, arrepentida y asustada, lo comunicó a sus padres que pusieron denuncia al día siguiente. La Guardia Civil realizó una investigación que llevó a la identificación del acusado, un joven de 22 años de Asturias, que en el juicio admitió los hechos. Además, en la llamada 'Operación Molling', logró identificar a otras 40 víctimas más, con las que el procesado, después de ganarse su confianza, tenía conversaciones sobre sexo que a las menores avergonzaban, las incitaba para luego coaccionarlas para que le enviaran fotos de sus partes íntimas o se exhibieran ante la webcam con las que las grababa.

Los investigadores analizaron el móvil del acusado que contenía fotografías y videos en los que aparecen chicas jóvenes en poses sugerentes o actitudes sexuales y en ocasiones desnudas. El procesado ha abonado 25.000 euros a los fines indemnizatorios de la responsabilidad civil a su cargo. Así, se le condena por 41 delitos de coacciones a menores, imponiendo por cada uno de ellos tres meses de prisión; por otro continuado de producción de pornografía infantil, por el que se le imponen dos años de cárcel; y por uno de descubrimiento y revelación de secretos, por el que se le condena a seis meses de prisión. En total, doce años y nueve meses de cárcel, aunque se suspende la ejecución de la pena.

Prisión y libertad vigilada 

Además, se le impone la medida de libertad vigilada por tiempo de seis años, así como la pena de inhabilitación especial por el mismo plazo para el ejercicio de cualquier profesión u oficio, sea o no retribuido, que conlleve contacto regular y directo con menores de edad. Se le aplica varias circunstancias atenuantes. A esta sentencia se llega tras el acuerdo alcanzado entre acusaciones y defensa y después de que el acusado reconociera la autoría de los hechos. Así, tras el pronunciamiento a favor de las partes se dispone la suspensión por el plazo de cinco años de la ejecución de la pena privativa de libertad impuesta, con imposición del pago de una multa por cuantía de 3.000 euros.

Asimismo, deberá realizar, de no haberlo hecho ya, un curso de educación sexual e incluso otro u otros cursos de dicha clase, advirtiéndole de que si no abonara la multa, si delinquiere en el plazo indicado o no hiciere efectivo el importe total de la responsabilidad civil le será revocada dicha suspensión de la pena y se procederá a hacerla efectiva con el límite de duración de seis años.

Mostrar comentarios