Colegas de enfermero asesino repudian crímenes y los consideran hecho aislado

  • Los trabajadores del Hospital Maciel de Montevideo, en donde el enfermero Marcelo Pereira asesinó al menos cinco pacientes ingresados en la unidad de cuidados intensivos, salieron hoy a expresar su repudio por esos crímenes, que consideraron "un hecho aislado".

Montevideo, 28 mar.- Los trabajadores del Hospital Maciel de Montevideo, en donde el enfermero Marcelo Pereira asesinó al menos cinco pacientes ingresados en la unidad de cuidados intensivos, salieron hoy a expresar su repudio por esos crímenes, que consideraron "un hecho aislado".

Por primera vez desde que la semana pasada se conociera la detención de Pereira y de otro enfermero, Ariel Acevedo, acusado de la muerte de diez pacientes del hospital de la Asociación Española, los trabajadores del Maciel salieron a valorar lo sucedido y aprovecharon para protestar por las condiciones laborales.

El portavoz de los enfermeros del nosocomio, Gustavo Gianre, leyó un comunicado a la entrada del hospital en el que se expresaba su "más honda solidaridad con las familias afectadas" y recordaba que lo sucedido "nada tiene que ver con la profesión de la enfermería, donde la vida y el valor humano son prioritarios".

"Teníamos necesidad de comunicar todo lo que nos dolió esta situación y mostrar que nosotros estamos por la vida, más allá de todo lo que pasó. Seguimos trabajando y nuestros pacientes siguen ingresados", dijo Gianre ante los medios de comunicación.

Los trabajadores indicaron que, más allá de estos hechos, los empleados del Maciel llevan varios meses solicitando mayores recursos humanos y materiales para cumplir con su trabajo y que los usuarios puedan tener "la atención segura, responsable y eficaz" que les corresponde.

Gianre insistió que precisamente por su responsabilidad, los empleados han seguido trabajando estos días pese a las difíciles circunstancias en las que se encontraban, y que por eso los usuarios, que los primeros días tras el escándalo desconfiaban completamente de los enfermeros "se han dado cuenta que estamos con ellos".

"Consideramos que la desconfianza se fue atenuando, la gente vio que aquí se trabaja bien, se trabaja honestamente, no en las mejores condiciones, pero los compañeros haciendo gala de su entereza han sacado el trabajo adelante", indicó.

Mostrar comentarios