Domingo, 22.09.2019 - 02:25 h

Cómo los países nórdicos hacen de la conciliación familiar un ejemplo a seguir

  • Suecia, Noruega y Dinamarcason las que más se benefician de un gran abanico de ayudas.
  • Los cónyuges poseen bajaspor maternidad o paternidad de 1 año o más sin afectar en absoluto a sus salarios.
Cómo los países nórdicos hacen de la conciliación familiar un ejemplo a seguir

Los países escandinavos se caracterizan por ser Estados del bienestar con una recaudación de impuestos cuantiosa, pero con unas prestaciones sociales visibles que, lejos de desviarse hacia los bolsillos de algunos 'sagaces', suelen estar respaldados por auditorías con una alta transparencia para sus patriotas. Concretamente Suecia, Noruega y Dinamarca son las que más se benefician de un gran abanico de ayudas.

Las políticas familiares son algunas de las medidas que respaldan este sistema de protección social, beneficiándose de acomodadas ayudas estatales y logrando la conciliación laboral y familiar. Ello también está consolidado bajo el reparto equitativo y ejemplar de tareas entre géneros y la protección significativa de la infancia.

Estos tres países escandinavos tienen desarrollado un modelo de ingresos dual donde ambos cónyuges trabajan, automatizando las bajas tanto por maternidad como de paternidad de 1 año o más sin afectar en absoluto a sus salarios (52 semanas en Dinamarca, 57 en Noruega y 69 en Suecia). Además, reciben una ayuda económica en torno a los 100 euros mensuales por hijo hasta los 16 años con garantía de plaza de guardería pública, que puede ser sustituido por una compensación económica si ésta no estuviera disponible o los padres no hacen uso de esta.

En estos jardines de infacia, todos los miércoles se organizan excursiones por la ciudad, zonas naturales o bibliotecas que suelen alojar zonas específicas para ellos donde también organizan actividades durante los fines de semana de forma totalmente gratuita.

En Suecia, tanto las estaciones de tren o de metro cuentan con elevadores para carritos, y no hay baño público que no cuente con una mesita cambiadora de pañales tanto en los baños masculinos como femeninos, así como lugares públicos específicos para amamantar, con microondas para calentar la comida del bebé si fuera necesario.

En asuntos de ocio, las familias escandinavas explotan mucho la vida al aire libre o la participación en actividades culturales. El frío no supone un impedimento para frenar a las familias a suspender o modificar sus actividades, no obstante, ante posibles contratiempos, los museos y las bibliotecas son una alternativa de interior adaptado tanto para los padres como para los niños y que así todos disfruten de la experiencia, incluso se organizan grupos de madres y padres de baja en museos con sus recién nacidos a cuestas.

La educación obligatoria comienza a partir de los seis años de forma totalmente gratuita. Los niños en Noruega tienen libertad para circular libremente sin preocupaciones, no tienen por qué ir acompañados a la escuela, sobretodo porque suelen vivir muy próximos al centro, pero tienen posibilidad de autobús gratuito o incluso taxi en función de la edad y la lejanía entre el centro educativo y sus hogares, incluidos los padres que aún lleven a sus bebés en el carrito.

Las habilidades sociales suelen inculcarse desde bien pequeños a los niños escandinavos, antes incluso de acudir a las guarderías: están los conocidos como "grupos de maternidad", organizados en los centros médicos locales, donde alrededor de una decena de madres con parto reciente acuden para dar paseos y conocerse entre ellas con el fin de crear lazos de amistad y que sus hijos logren interactuar entre ellos.Las empresas privadas comulgan con la infancia

Las ventajas de conciliación familiar suelen estar asumidas en todo el entramado social, y esto también queda proyectado en el sector privado, por lo que los padres suelen contar con guarderías en instituciones como los gimnasios, cuyo servicio va incluido en el precio.

Los restaurantes son otra baza que apuesta por las familias, donde la dieta infantil se amolda de forma que los niños coman de una forma adecuada y eficaz, más allá de los efectismos de la comida basura.

Dentro del concepto de dieta, se suele cuidar la atención respecto al consumo de azúcar hasta el punto de estar prohibida en muchas guarderías. En la alimentación fuera del hogar, se prioriza que los niños traigan su comida de casa, ya que los comedores en la escuela son un hecho aislado.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios