Concapa ve un “fallo gravísimo” si los abusos en el sagrado corazón tuvieron lugar en horario lectivo


El presidente de la Confederación Católica de Asociaciones de Padres de Alumnos (Concapa), Luis Carbonel, calificó este martes de “muy graves” los hechos denunciados por la madre de una alumna con discapacidad intelectual del colegio Sagrado Corazón de Chamartín (Madrid), que asegura que su hija sufrió abusos sexuales por parte de un compañero de 14 años en el mismo aula del centro y en horario lectivo. El menor ha confesado los hechos, al igual que la niña afectada y otra amiga.
En declaraciones a Servimedia, Carbonel pidió “primero prudencia”, pues “es preciso tener muy claro qué ha sucedido” y ahora mismo la policía investiga los hechos. Además, la inspección educativa ha abierto diligencias a instancia de la Consejería de Educación de Madrid para esclarecer lo ocurrido.
Ahora bien, “si se confirma que esto sucedió en un aula y en horario lectivo, el centro habría cometido un fallo gravísimo, al fracasar en su responsabilidad in vigilando”. La madre baraja presentar una demanda civil contra el colegio por este motivo.
Por otro lado, Carbonel insistió en la necesidad de formar en prevención contra el acoso tanto a las familias como a profesores y alumnos. A los padres, para que denuncien en cuanto detecten los primeros síntomas; a los profesores, a fin de que sepan responder a tiempo y no obvien el problema, y a los propios estudiantes para que informen si tienen constancia de los hechos.
Al parecer, el centro sí cumplió el protocolo de la Comunidad de Madrid contra el acoso escolar, pues puso en conocimiento de la consejería los hechos dentro del plazo previsto. La madre de la niña acusa sin embargo al colegio y a la orientadora de corresponsabilizar a su hija e intentar minimizar los hechos.

Mostrar comentarios