Viernes, 20.10.2017 - 11:23 h

Más de la mitad de los procesos judiciales abiertos en 2008 se incoaron para investigar delitos contra el patrimonio

Barceló subraya que "uno de los grandes retos" para evitar el "deterioro" de las instituciones es la represión del enriquecimiento irregular de los funcionarios

Barceló subraya que "uno de los grandes retos" para evitar el "deterioro" de las instituciones es la represión del enriquecimiento irregular de los funcionarios

PALMA DE MALLORCA, 30 (EUROPA PRESS)

Más de la mitad de los 124.063 procedimientos abiertos durante 2008 en Baleares por parte de los juzgados de instrucción fueron incoados para investigar delitos contra el patrimonio y el orden socioeconómico, según señaló hoy el fiscal superior de Baleares, Bartomeu Barceló, durante la presentación de la memoria de la Fiscalía de las islas correspondiente al pasado año.

En su comparecencia en el Parlament, Barceló manifestó que estas cifras de procesos incoados contrastan con los 120.301 abiertos en 2007, lo que supone un incremento del 3,1 por ciento, mientras que en relación a los juicios de faltas, los juzgados tramitaron el año pasado un total de 25.324 frente a los 29.086 relativos a 2007, que se traduce en un descenso del 12,9 por ciento.

En cuanto a la actuación de la Fiscalía, señaló que durante el pasado año llevó a cabo 282.219 frente a las 281.256 de 2007, mientras que uno de los aspectos más destacables, dijo, es el incremento del número de diligencias informativas abiertas por el Ministerio Fiscal, de oficio o por denuncia, para investigar los hechos denunciados, con carácter previo a su judicialización, lo que "sin duda refuerza la presencia de la Fiscalía en el marco social de las islas".

Tal y como concretó el máximo representante del Ministerio Fiscal en las islas, los delitos de robo con violencia o intimidación a las personas y los de robo en casa habitada constituyeron las formas más graves de las anteriores infracciones penales y aumentaron "muy poco". Asimismo, explicó que las causas iniciadas por delitos contra la integridad física que, después de los relacionados con el patrimonio son los más numerosos, también se incrementaron.

Sin especificar cifras, el fiscal resaltó que también aumentaron los procesos por delitos contra la vida, que, puntualizó, no se corresponden con los delitos de homicidio o asesinato que se hayan producido. Mientras tanto, también se incrementaron los procesos por tráfico ilegal de drogas, y al respecto Barceló destacó el esfuerzo en las investigaciones de activos patrimoniales procedentes del narcotráfico.

Al mismo tiempo, recalcó el esfuerzo asimismo realizado por jueces y fiscales a la hora de dar respuesta a la violencia doméstica y de género, un fenómeno que "oculto bajo el velo de la intimidad familiar, se encontraba en situación de invisibilidad que no debemos confundir con inexistencia". En este sentido, subrayó que "levantado el velo las cifras son alarmantes", pese a poner de relieve que frecuentemente las víctimas se niegan a declarar contra los agresores y renuncian al ejercicio de acciones contra ellos. ENRIQUECIMIENTO IRREGULAR DE LOS FUNCIONARIOS

Cabe señalar que durante el pasado año también aumentaron sensiblemente los delitos contra la ordenación del territorio y el medio ambiente, aunque frente a ello han disminuido los referidos a incendios, al igual que el número de procesos por siniestralidad laboral. Por último, resaltó que la delincuencia organizada en sus distintas manifestaciones -tráfico de drogas, blanqueo de capitales, defraudaciones internacionales o pornografía infantil- es objeto de "especial dedicación" por parte de la Fiscalía.

Otro de los aspectos que destacó el fiscal son los "muchos" procesos penales abiertos por la represión de las conductas de quienes "aprovechándose del ejercicio de funciones públicas no dudan en enriquecerse a costa de los ciudadanos", lo que constituye, aseveró, "uno de los grandes retos a afrontar con decisión y eficacia para evitar el progresivo deterioro de las instituciones".

Barceló subraya que "uno de los grandes retos" para evitar el "deterioro" de las instituciones es la represión del enriquecimiento irregular de los funcionarios

PALMA DE MALLORCA, 30 (EUROPA PRESS)

Más de la mitad de los 124.063 procedimientos abiertos durante 2008 en Baleares por parte de los juzgados de instrucción fueron incoados para investigar delitos contra el patrimonio y el orden socioeconómico, según señaló hoy el fiscal superior de Baleares, Bartomeu Barceló, durante la presentación de la memoria de la Fiscalía de las islas correspondiente al pasado año.

En su comparecencia en el Parlament, Barceló manifestó que estas cifras de procesos incoados contrastan con los 120.301 abiertos en 2007, lo que supone un incremento del 3,1 por ciento, mientras que en relación a los juicios de faltas, los juzgados tramitaron el año pasado un total de 25.324 frente a los 29.086 relativos a 2007, que se traduce en un descenso del 12,9 por ciento.

En cuanto a la actuación de la Fiscalía, señaló que durante el pasado año llevó a cabo 282.219 frente a las 281.256 de 2007, mientras que uno de los aspectos más destacables, dijo, es el incremento del número de diligencias informativas abiertas por el Ministerio Fiscal, de oficio o por denuncia, para investigar los hechos denunciados, con carácter previo a su judicialización, lo que "sin duda refuerza la presencia de la Fiscalía en el marco social de las islas".

Tal y como concretó el máximo representante del Ministerio Fiscal en las islas, los delitos de robo con violencia o intimidación a las personas y los de robo en casa habitada constituyeron las formas más graves de las anteriores infracciones penales y aumentaron "muy poco". Asimismo, explicó que las causas iniciadas por delitos contra la integridad física que, después de los relacionados con el patrimonio son los más numerosos, también se incrementaron.

Sin especificar cifras, el fiscal resaltó que también aumentaron los procesos por delitos contra la vida, que, puntualizó, no se corresponden con los delitos de homicidio o asesinato que se hayan producido. Mientras tanto, también se incrementaron los procesos por tráfico ilegal de drogas, y al respecto Barceló destacó el esfuerzo en las investigaciones de activos patrimoniales procedentes del narcotráfico.

Al mismo tiempo, recalcó el esfuerzo asimismo realizado por jueces y fiscales a la hora de dar respuesta a la violencia doméstica y de género, un fenómeno que "oculto bajo el velo de la intimidad familiar, se encontraba en situación de invisibilidad que no debemos confundir con inexistencia". En este sentido, subrayó que "levantado el velo las cifras son alarmantes", pese a poner de relieve que frecuentemente las víctimas se niegan a declarar contra los agresores y renuncian al ejercicio de acciones contra ellos. ENRIQUECIMIENTO IRREGULAR DE LOS FUNCIONARIOS

Cabe señalar que durante el pasado año también aumentaron sensiblemente los delitos contra la ordenación del territorio y el medio ambiente, aunque frente a ello han disminuido los referidos a incendios, al igual que el número de procesos por siniestralidad laboral. Por último, resaltó que la delincuencia organizada en sus distintas manifestaciones -tráfico de drogas, blanqueo de capitales, defraudaciones internacionales o pornografía infantil- es objeto de "especial dedicación" por parte de la Fiscalía.

Otro de los aspectos que destacó el fiscal son los "muchos" procesos penales abiertos por la represión de las conductas de quienes "aprovechándose del ejercicio de funciones públicas no dudan en enriquecerse a costa de los ciudadanos", lo que constituye, aseveró, "uno de los grandes retos a afrontar con decisión y eficacia para evitar el progresivo deterioro de las instituciones".

Ahora en portada

Comentarios