Miércoles, 22.11.2017 - 23:21 h

Las poblaciones con menos de 100.000 habitantes registran más víctimas mortales por violencia de género, según el CGPJ

Las poblaciones con menos de 100.000 habitantes registran un mayor porcentaje de víctimas mortales de violencia de género, según un informe elaborado por el Grupo de Expertos del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).

Las poblaciones con menos de 100.000 habitantes registran más víctimas mortales por violencia de género, según el CGPJ

En este sentido, el grupo de expertos manifiesta la necesidad de extender todos los recursos de prevención, de detección y asistenciales por toda la geografía española, con especial hincapié en las zonas rurales.

Asimismo, ponen de manifiesto que en la mayoría de los casos el mejor indicador del riesgo que sufre una mujer maltratada de ser asesinada no es la violencia física extrema sino hechos que pueden parecer más leves como insultos, amenazas o empujones y, en general, "el clima de dominio y control". Así lo determinan tras examinar las actuaciones judiciales previas al resultado de muerte.

Los expertos del CGPJ también recomiendan ofrecer a las denunciantes, tanto en sede policial como en sede judicial, "un espacio idóneo y una dedicación de tiempo suficiente para poder reflejar los matices más importantes de la relación de violencia" ya que han observado que las denuncias se ciñen, en general, al último hecho de violencia.

El informe, que analiza los datos de víctimas mortales de violencia de género relativos a 2015, recoge que en ese año fueron asesinadas presuntamente por sus parejas o exparejas un total de 60 mujeres, un 11 por ciento más que en 2014 --cuando fueron 54--. Del total, un 22 por ciento había denunciado previamente a su agresor y cuatro de ellas tenían vigente una orden de protección en el momento de la muerte. En uno de los cuatro casos se produjo un quebrantamiento de la medida con consentimiento de la víctima.

Atendiendo a la edad de las víctimas, el estudio revela que en 2015 descendió la edad media situándose en 41 años y medio, casi seis menos que el año anterior. En cuanto al origen, muestra que un 37 por ciento de las fallecidas eran extranjeras frente al 26 por ciento de 2014.

El informe también subraya el incremento que se produjo en el número de menores fallecidos víctimas de violencia de género: nueve, de los cuales cinco continúan aún en investigación, cuatro más que en 2014. En cuatro de los casos, el presunto agresor fue el padre de los menores. Sobre las denuncias previas en casos que afectaran a menores, en 2015 solo se registró una.

Por otro lado, según el CGPJ, en 2015 murieron diez hombres por violencia doméstica presuntamente a manos de sus parejas o exparejas. Su edad media era de 54 años y nueve de los diez mantenían la convivencia con sus parejas en el momento de la muerte. Ninguno de ellos tenía antecedentes por violencia de género, aunque dos mujeres presuntamente agresoras habían denunciado previamente a la víctima por malos tratos, según precisa el informe.

Ahora en portada

Comentarios