El 45% de los casos en España

El polvorín de los asintomáticos: menos defensas... pero más tiempo de contagio

Un informe publicado en The Nature estudia en profundidad los efectos de la Covid en 37 infectados de Wanzhou (China) que nunca llegaron a desarrollar síntomas.

Gráfico contagio en asintomáticos
Gráfico contagio en asintomáticos
La Información

El contagio en los pacientes asintomáticos ha sido uno de los grandes interrogantes que ha despertado la enfermedad del SARS COV-2. En un primer momento, se difundió que estos infectados no contagiaban, pero ya sabemos que estas personas, casi la mitad de los nuevos casos en España, sí pueden trasmitir el virus. Hace poco, estas eran todas las certezas sobre el asunto, pero un reciente estudio publicado en 'The Nature' ha concluido que el tiempo que los pacientes asintomáticos tardan en eliminar el virus es  significativamente mayor al de los que sí desarrollan síntomas. Las defensas de los primeros contra el 'bicho', por contra, duran menos.

El documento estudió la evolución del virus en 37 individuos asintomáticos del distrito de Wanzhou (China). Todos ellos fueron diagnosticados con infecciones por la Covid, confirmadas por RT-PCR, una variante de la PCR con una gran sensibilidad que consigue detectar un número de copias de ARN muy bajo. Ninguno de ellos había desarrollado síntomas clínicos relevantes en los catorce días previos a la hospitalización, ni lo hicieron durante el ingreso. "Son pocos los casos analizados, pero los pacientes se estudiaron con una gran profundidad, lo que abre la puerta a conclusiones que podrían matizar nuestro modelo de rastreo, aunque este ya es bastante sólido", señala Joan Ramón Villalbí, especialista en Salud Pública y miembro de la junta directiva de la Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria (SESPAS). 

El doctor Villalbí admite que, para extrapolar las conclusiones del estudio, se tendría que aumentar la muestra analizada, pero indica que el apunte eleva la "preocupación" por los casos asintomáticos. El resultado del estudio de 'The Nature' consolida la necesidad de un mecanismo de detección y control de nuevos casos infranqueable, de cara a la nueva normalidad. "Si, hasta ahora, al detectar un nuevo positivo llamábamos a sus contactos y les decíamos, 'Quédate en casa y si te pones malo nos avisas', ahora habría que asegurarse al cien por cien de que este contacto no está infectado".

Estudio 'The Nature' sobre la Covid en asintomáticos
Descargar

En la elaboración del estudio se analizó la respuesta inmunológica de los pacientes frente a la infección. Con este fin, los investigadores midieron los anticuerpos IgG, que tardan un tiempo en producirse desde el contagio, y los IgM, los primeros que fabrica el cuerpo. De los 37 asintomáticos, el 81%  dio positivo para IgG, frente a cerca del 84% de los sintomáticos, entre tres y cuatro semanas después de la exposición al virus. El resultado fue más dispar en el caso de la IgM. El 62% de los asintomáticos presentó esa primera barrera contra la Covid, frente al 78% del grupo sintomático. Además, estos últimos encararon la fase aguda de la enfermedad con una presencia significativamente mayor de IgG que los asintomáticos.

Los sintomáticos tardaron menos en expulsar al 'bicho'

Los investigadores detrás del estudio compararon los valores de la concentración de Covid en la reacción de las pruebas PCR de las primeras muestras nasofaríngeas positivas para 37 pacientes asintomáticos, y de otros 37 sintomáticos. Los primeros registraron un plazo medio de eliminación del virus -intervalo entre la primera y la última muestra con resultado positivo-, de 19 días. Por contra, los pacientes con síntomas leves registraron valores inferiores, con una mediana de duración de la eliminación viral de 14 días. En definitiva, los pacientes que no llegaron a desarrollar sintomatología clínica relevante en el proceso tardaron más en doblegar al virus. Dentro de los asintomáticos, el paciente que tardó menos en completar el proceso de desprendimiento viral lo hizo en un plazo de 6 días, mientras que la evolución más larga fue de 45.

En el caso de los asintomáticos, y si se consolidan las conclusiones del citado estudio, el riesgo de transmisión aumenta porque, con facilidad, pasan desapercibidos en el radar de los rastreadores. El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, cifró entre el 40% y el 45% de los nuevos contagios detectados en España el porcentaje de pacientes asintomáticos. La mayoría de ellos se corresponden con menores y personas jóvenes: "Aunque se ha demostrado que los niños no tienen un poder de transmisión tan alto como el que inicialmente se les atribuyó, sí son más propicios a desarrollar cuadros leves de la Covid", detalla Villalbí.

Las placas de los asintomáticos mostraron anomalías

Las placas a las que se sometieron los pacientes del estudio mostraron hallazgos radiológicos anómalos en un único pulmón en el 66,7% (14/21) de los individuos asintomáticos, mientras que el 33,3% las registraron en ambos pulmones. Además, de los 37 individuos asintomáticos, tres tenían linfopenia -niveles bajos de glóbulos blancos en la sangre- y uno tenía trombocitopenia -número bajo de plaquetas-. La media de edad de los 37 fue de 41 años, desde los 8 hasta los 75 años, y 22 eran mujeres. Como indica el doctor Villalbí, la población analizada es demasiado reducida para extrapolar conclusiones, pero el estudio abre la puerta a una nueva vía de investigación, con los pacientes asintomáticos en el centro.

Villalbí incide en que hay que extremar la atención: "Hubo una zona donde a una persona con síntomas se le sometió al test y salió negativo. Se le indicó que podía hacer vida normal y, al cabo de un tiempo, se le repitió la prueba y entonces el resultado fue positivo. En este tiempo infectó a numerosas personas". Cortar la autopista de transmisión del virus es ahora más crucial que nunca. La vuelta de la movilidad entre provincias desde este domingo, el pistoletazo de salida de los viajes exteriores y la vuelta a las oficinas de miles de españoles, elevan la amenaza de un rebrote, al replegarse el paraguas del estado de alarma.

Mostrar comentarios