Domingo, 05.04.2020 - 15:50 h
El jurado ya delibera el veredicto

Rosa Peral da positivo en coronavirus y pone en cuarentena la cárcel de Wad-ras

Acusada por el crimen de su novio de la Guardia Urbana ya no había asistido a la última sesión del juicio. 

La Guardia Urbana Rosa Peral, acusada de matar a un compañero
La Guardia Urbana Rosa Peral, acusada de matar a un compañero / EFE

La guardia urbana de Barcelona Rosa Peral, acusada de asesinar a su novio Pedro Rodríguez en mayo de 2017 junto a su amante y también agente Albert López, ya no acudía físicamente el pasado martes al juicio debido a unas "molestias". Hoy se ha sabido que ha dado positivo en coronavirus y ha obligado a poner en cuarentena a la cárcel de Wad-ras, según adelanta La Vanguardia.  Su cuadro de tos la llevó a ser ingresada y ha obligado a los servicios penitenciarios a aislar a todas las mujeres en régimen ordinario de la cárcel donde la acusada lleva casi tres años en prisión preventiva. Los nuevos ingresos serán derivadas a Brians 1.

Los nueve miembros del jurado popular de la Audiencia de Barcelona que juzgan a los guardias empezaron ayer a deliberar sobre su veredicto. Peral afronta una petición fiscal de 25 años de cárcel. Según fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), el magistrado presidente de la sala, Enrique Rovira, entregó a las 13.00 horas un cuestionario de 27 preguntas que determinará si Peral y López son culpables de haber matado a la víctima en mayo de 2017.

Desde ayer el jurado cuenta con 72 horas para ponerse de acuerdo en las respuestas, que consensuarán en un hotel al que serán conducidos y donde permanecerán sin teléfonos ni acceso a internet o a medios de comunicación para evitar influencias. Para que los acusados -o uno de ellos- sea declarado culpable, son necesarios al menos siete de los nueve votos, por lo que si no logran consenso durante ese plazo de tiempo podrán prorrogarlo en períodos de 24 horas.

El formulario, redactado por el magistrado y revisado por las partes, será leído en voz alta por el portavoz del jurado el día que emita su veredicto y que probablemente se desarrollará a puerta cerrada debido a las restricciones derivadas del coronavirus.

Precisamente esta pandemia ha obligado a acelerar el calendario del juicio y a celebrar sesiones extraordinarias, que concluyeron anoche con los alegatos finales de los procesados y examantes, que niegan haber cometido el crimen, se incriminan mutuamente y para quienes el fiscal pide hasta 25 años de cárcel.

En total, han sido 28 sesiones -dos de ellas sin público- por las que han desfilado 57 testimonios, 38 peritos y 15 forenses y durante las cuales el jurado popular, que decidirá ahora si finalmente condena a los procesados, ha realizado hasta 169 preguntas.

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING