Viernes, 18.10.2019 - 03:48 h
"Gracias por tu humildad. Iré a la cena"

Encuentran a una de las chicas que daba las sobras del McDonald's a Ronaldo

El futbolista desveló que cuando pasaba dificultades iba a pedir hamburguesas sobrantes. Quería encontrar a las trabajadoras para invitarlas a cenar.

Fotografía de Cristiano Ronaldo en el partido Atlético - Juventus.
Cristiano Ronaldo en el partido Atlético - Juventus. / EFE.

En una entrevista reciente en 'ITV', Cristiano Ronaldo recordó las dificultades que vivió como adolescente en Lisboa y develó que con 12 años pedía las hamburguesas que sobraban en un McDonald’s cercano al Estadio Alvalade.

“Por la noche, alrededor de las 22:00 h o 22:30 h teníamos hambre y había un McDonald’s al lado del estadio donde vivíamos. Íbamos siempre por la puerta trasera, llamábamos y preguntábamos si sobraban algunas hamburguesas. Y Edna y otras dos trabajadoras eran increíbles. Nunca volví a encontrarlas pero espero que esta entrevista ayude. Me haría muy feliz", explicó. 

El futbolista indicó que trató de encontrar a las trabajadoras que le daban las sobras para agradecérselo pero no lo consiguió. La televisión portuguesa 'SIC' ha dado con una de ellas, y le ha mandado un mensaje al crack portugués. 

Su nombre es Paula Leça, no olvida la cara del futbolista y recuerda las noches en las que tres o cuatro jóvenes jugadores aparecían en su puesto de trabajo pidiendo las sobras. 

Fotografía de Paula Leça, una de las empleadas del McDonald's que dio hamburguesas sobrantes a Ronaldo.
Paula Leça, una de las empleadas del McDonald's que dio hamburguesas sobrantes a Ronaldo. / Captura de vídeo.

“Iban siempre en grupo. Eran tres o cuatro. Me acuerdo de Cristiano porque en mi casa eran todos seguidores del Sporting de Portugal, principalmente mis hermanos y en aquel momento Ronaldo era una promesa. Era el más reservado de los que venían”, explica Paula, que compartió la historia de cómo conoció al futbolista en repetidas ocasiones, pero siempre en familia.

“No lo desvelé porque quizás la gente pensaría que sería mentira, pero en casa sí lo hice. Es muy gratificante lo que dijo Ronaldo. Fui yo quien le dio las hamburguesas, pero podía haber sido otra persona. En aquel momento lo hice sin pensar y ahora el impacto es muy grande”, señala.

Cuando sucedieron los hechos, Paula tenía 16 años y no tenía teléfono móvil. Perdió la pista a sus compañeras de trabajo de entonces, aunque espera volver a encontrarse con ellas para ir a la cena a la que prometió invitarlas Ronaldo.

Cuando tenga lugar, puede que haya un invitado extra, ya que el hijo de Paula, Rafael, es un seguidor acérrimo del delantero luso. Por último, Paula manda un mensaje al futbolista: “Hola Cristiano Ronaldo. Gracias por acordarte del momento de las hamburguesas y por la humildad que demuestras queriéndonos invitar a cenar. Si realmente llega a suceder. Allí estaré”.

Ahora en Portada 

Comentarios