Cruz Roja dice que es "imposible" suministrar ayuda a residentes de Baba Amro

  • El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) aseguró hoy que hace todo lo posible, junto con el cuerpo de socorro de la Media Luna Roja nacional, para evacuar a los heridos y aportar ayuda a las víctimas de la violencia en Siria, pero que esto está resultando imposible en áreas bajo ataque como Baba Amro.

Ginebra, 1 mar.- El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) aseguró hoy que hace todo lo posible, junto con el cuerpo de socorro de la Media Luna Roja nacional, para evacuar a los heridos y aportar ayuda a las víctimas de la violencia en Siria, pero que esto está resultando imposible en áreas bajo ataque como Baba Amro.

"Las operaciones de asistencia tienen lugar en otras zonas, algunas veces con dificultad debido a las condiciones de seguridad", precisó la organización en un comunicado emitido en Ginebra.

El barrio de Baba Amro, en la ciudad de Homs, es considerado por el régimen sirio como el principal bastión de las fuerzas rebeldes, que acaban de anunciar que se retirarán por razones tácticas de ese emplazamiento para permitir la entrada de ayuda esencial.

El CICR ha mantenido negociaciones con las partes del conflicto en Siria, pero sólo se consiguió una evacuación significativa de Baba Armo el pasado viernes, de siete heridos graves y veinte mujeres y niños que salieron en ambulancias de la Media Luna Roja.

Esta última pudo entrar una segunda vez, el pasado lunes, para rescatar a tres personas.

Uno de los portavoces del CICR, Bijan Farnoudi, explicó a Efe que ese día se pudo observar "una falta preocupante de comida y medicamentos", y que gran cantidad de gente necesitaba atención médica.

"La situación hace imposible distribuir ayuda en Baba Armo", recalcó hoy la organización.

Al respecto, Farnoudi comentó que los esfuerzos por negociar con las partes del conflicto son constantes por parte del CICR: "No nos podemos mover en absoluto sin contactarles", explicó, pero subrayó que sus interlocutores en el Gobierno no responden desde hace dos semanas.

El planteamiento puesto sobre la mesa por el CICR consistía en que fuerzas gubernamentales y rebeldes acordaran una pausa diaria de dos horas en las hostilidades para que los colaboradores humanitarios pudiesen entrar con asistencia y auxiliar a los heridos.

De otra parte, Farnoudi confirmó que "miles" de personas han abandonado la localidad siria de Al-Zabadani (50 kilómetros al noroeste de Damasco) con dirección a las ciudades de Bludan y Madaya, próximas a la frontera con Líbano, en busca de seguridad.

Al-Zabadani estaba sufriendo también del recorte de provisiones básicas por la inseguridad.

Mostrar comentarios