Más de 19.500 casos en un día

Las muertes semanales siguen al alza, con 1.295 fallecidos, 356 en 24 horas

España avanza por la semana con peores cifras de mortandad de toda la segunda ola, mientras las CCAA siguen actualizando sus restricciones contra la Covid-19.

Fernando Simón, director del CCAES
Fernando Simón, director del CCAES
EFE

Con la vista puesta en una Navidad crucial para reducir el descalabro de sus economías, las CCAA endurecen sus medidas de contención contra la Covid. Y no es para menos. En las últimas jornadas, España ha acumulado las jornadas con más muertes de toda la segunda ola. El Ministerio de Sanidad ha informado este jueves de 356 víctimas mortales del virus en las últimas 24 horas. Tras un fin de semana récord, con medio millar de defunciones, el país sumó el martes 411 fallecidos, el máximo de decesos diarios registrado en esta nueva onda. La cifra de defunciones semanales sigue al alza, con 1.295 muertes frente a las 1.241 que notificó ayer la cartera.

El país ha sumado 19.511 nuevos positivos, 7.759 diagnosticados en las últimas 24 horas. El histórico de afectados ya se eleva a los 1.437.220 casos. "Sabemos que hay entre trece y catorce comunidades en situación de estabilización o descenso", ha insistido Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, en la rueda de prensa de esta tarde. Lejos de calmar las aguas, las palabras de Simón mantienen la alerta. "En todas las CCAA, salvo en Canarias y Baleares, se vive un escenario muy complicado. Aunque la evolución actual parezca favorable tenemos que seguir manteniendo la tensión y mantener las medidas de control".

Los hospitales siguen haciendo funambulismos para aplacar la saturación. A fecha de este jueves, 3.123 pacientes de Covid se encuentran en la UCI -una treintena más que ayer-, y 20.525 ocupan una cama convencional. Aunque ayer la cifra de hospitalizados en las unidades de críticos fue mayor que la de hoy, con 57 ingresos en 24 horas, el porcentaje de ocupación fue menor. Este jueves, la saturación de las UCI ha alcanzado el 31,96%, frente al 31,76% de ayer. Esto apunta a una de las grandes amenazas a las que se enfrentan los hospitales: las largas estancias de los pacientes más graves dificultan rebajar la ocupación y obligan a mirar de cerca cada nuevo ingreso.

El impacto en el sistema sanitario es "importante". Así lo ha calificado Simón antes de admitir que, la segunda ola, ha obligado a repetir aquel escenario que debía evitarse a toda costa. "Ya hay CCAA que han tenido que recurrir a la reducción de actividad sanitaria al margen del coronavirus, como operaciones". La batalla se libra ahora en los hospitales, después de que el país haya logrado rebajar la curva de contagios. 

Este jueves, se han notificado 2.397 casos menos que hace una semana. Previsiblemente, este domingo se reportarán menos positivos que el anterior para los siete días previos. De ayer a hoy, se han firmado 2.342 altas. La cifra sobrepasa, por tercera jornada consecutiva superan, a los ingresos totales -2.204, frente a los 2.394 de ayer-. El epidemiólogo ha recordado que existen limitaciones aún más restrictivas de las aplicadas actualmente. "Todas las medidas que se pueden aplicar no se han aplicado al 100%". Muchos gobiernos autonómicos han dado un paso más, en las últimas jornadas, para estrechar el cerco sobre la pandemia.

La cifra global de contagios en España se eleva ya a 1.437.220 desde el inicio de la pandemia, según las estadísticas oficiales. De vuelta a la incidencia del virus, el indicador experimenta una bajada en los últimos 14 días y se sitúa en los 504 positivos por cada 100.000 habitantes, frente a los 514 de este miércoles y los 527 del jueves pasado. En este periodo se han diagnosticados 237.224 positivos.

La positividad semanal de las pruebas realizadas se ha rebajado hasta el 13,41%, un indicador del que la OMS marca un 5% como tope para hablar de un control de la pandemia. La peor parte se la llevan Aragón (21,2%), Andalucía (19,3%) y Castilla y León (18,4%). Al otro de la balanza, Madrid (8,2%), Baleares (7,8%) y Canarias (4,5%), cierran la lista. Continuar en la vía de ralentizar la transmisión es crucial. También mantener estos niveles durante tanto tiempo como sea necesario para evitar el colapso de los hospitales.

Mostrar comentarios