Lunes, 30.03.2020 - 19:08 h

De la Vega niega que haya contradicciones en el Gobierno sobre la economía sumergida

Madrid.- La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, descartó hoy que existan "contradicciones" en el Gobierno sobre la actividad de la economía sumergida y señaló "que no es momento de detenernos en estimaciones ni debates".

Madrid.- La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, descartó hoy que existan "contradicciones" en el Gobierno sobre la actividad de la economía sumergida y señaló "que no es momento de detenernos en estimaciones ni debates".

Así lo aseguró durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros en la que señaló que todo el Ejecutivo trabaja "en la misma línea" para combatir el fraude y favorecer la recuperación económica.

De esta forma, De la Vega aludió a las declaraciones del ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, quien estimó que la economía irregular supone entre el 16% y el 20% del PIB y a la puntualización que le hizo la ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado, al señalar que "no son datos", así como a la consideración del secretario de Estado de Economía, José Manuel Campa, que dijo que es "excesivamente osado" ofrecer cifras.

Según la vicepresidenta "no es el momento de detenernos en debates que distraigan el objetivo del Gobierno", ya que, en su opinión, la economía sumergida "tiene los días contados".

Al respecto, dijo que el Gobierno impulsará una reforma laboral con los empresarios y sindicatos, "sin abaratar ni desproteger el empleo", ya que "esto sí genera economía irregular".

Señaló que el reinicio del diálogo social para acometer esta reforma del mercado laboral "ayudará a salir de la crisis, a detener la destrucción de empleo y a crear nuevos puestos de trabajo".

"Los trabajadores necesitan propuestas realistas y sociales, medidas valientes que permitan crear empleo sin abaratar el despido y recortar el paro sin recortar los derechos adquiridos", aseveró.

Por ello, puntualizó que la lucha contra la economía sumergida se enmarca en la "modernización" que el Gobierno está haciendo de la economía.

Asimismo, resaltó el objetivo del Gobierno durante la presidencia de la UE para "fortalecer la coordinación económica y ser referente de un nuevo modelo de gobernanza, sin perder de vista los criterios de solidaridad y cohesión social".

"Estamos tratando de concretar mecanismos de incentivos y en esta posición está todo el Gobierno", apostilló.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING