Lunes, 20.11.2017 - 20:40 h

España y Mauritania reforzarán su colaboración en la lucha contra la inmigración irregular y el terrorismo

El Consejo de Ministros ha aprobado este viernes 22 de septiembre la firma de un convenio entre el Reino de España y la República Islámica de Mauritania para incrementar la cooperación de ambos países en materia de seguridad, en áreas como la lucha contra la inmigración irregular, el conjunto de formas de trata de seres humanos y el terrorismo internacional.

Según precisa el Gobierno, este acuerdo responde a la "preocupación" de ambos países por el "reto" que plantean a la seguridad el tráfico de personas, el terrorismo internacional, el tráfico de drogas y la delincuencia organizada.

El objetivo es "fortalecer y reforzar" la cooperación policial entre ambos países, así como "prevenir y poner freno" al terrorismo mediante la colaboración mutua. "El terrorismo internacional es una de las amenazas más graves que afronta la comunidad internacional y la lucha contra la delincuencia organizada es un objetivo prioritario para ambos países", precisa el Gobierno.

La colaboración se prestará respetando las respectivas legislaciones nacionales y los compromisos internacionales vinculantes para ambos, y su desarrollo se efectuará en base a principios de igualdad, reciprocidad y asistencia mutua.

En concreto, el acuerdo contempla: la lucha contra la inmigración irregular y la trata de seres humanos; la mejora de las capacidades de los servicios mauritanos en materia de vigilancia de fronteras y de seguridad de sus infraestructuras; el intercambio de información y la asistencia técnica y operativa para combatir el terrorismo; la lucha contra el cultivo, tráfico y comercio ilegal de drogas; y la lucha contra la ciberdelincuencia y los delitos económicos, financieros y fiscales, la corrupción y el blanqueo de dinero.

En materia de catástrofes, el acuerdo incluye: la protección civil para asistencia a las personas en caso de desastres naturales o accidentes industriales y tecnológicos; el suministro a los servicios de rescate de material y equipos modernos; y la creación e implementación de sistemas de alerta temprana y de centros de recepción y tratamiento de la información para el seguimiento y gestión de emergencias.

Otras áreas que se pretenden reforzar con esta colaboración son: la lucha contra los delitos contra la vida y la integridad de las personas; contra la detención ilegal y el secuestro; contra la falsificación y distribución fraudulenta de moneda, medio de pago, cheques y valores; contra el comercio ilegal de armas, munición, explosivos y materias primas de carácter estratégico (material nuclear y radioactivo); contra la divulgación y suministro de material pornográfico en el que participen menores; y contra el tráfico ilícito de bienes culturales de valor histórico y de obras de arte.

Ahora en portada

Comentarios