Domingo, 17.12.2017 - 05:10 h

Los activistas que intentaron trasladar 8 refugiados a Euskadi dicen no estar arrepentidos sino "orgullosos de lo hecho"

En declaraciones a 'Pikara Magazine', Zuloaga y Hugarte han subrayado además que los gobiernos europeos "no cumplen los derechos humanos y teníamos el deber de desobedecerles".

El vizcaíno Mikel Zuloaga y la navarra Begoña Huarte fueron arrestados en la tarde del pasado martes en el puerto griego de Igoumenitsa cuando intentaban cruzar en ferry el mar Adriático junto a ocho refugiados, y en la tarde de este viernes quedaron finalmente en libertad bajo fianza de 2.000 euros cada uno, y bajo los cargos de "favorecer la inmigración ilegal" y de "imprudencia grave para la integridad de las personas refugiadas".

Tras negar que se arrepientan "en absoluto" de lo hecho, han subrayado por contra que están "orgullosos" de lo realizado y de haber "compartido con los refugiados los momentos compartidos". "Nos apena no haberlos llevado con nosotros, pero estamos muy contentos de la respuesta que ha habido y el objetivo político que teníamos se ha cumplido", han destacado.

En este sentido, han incidido en que el objetivo de su acción era "romper la barbarie que existe en las fronteras" donde "miles de personas mueren diariamente".

"No es la primera vez que se hace pero queríamos reivindicar que los gobiernos europeos no cumplen los derechos humanos y teníamos el deber de desobedecerles", ha indicado Zuloaga, para añadir que "se trata de una acción colectiva no individual".

Asimismo, han lamentado que les acusen de "poner en peligro la vida" de los inmigrantes ya que "les cuidamos con mimo y lo medimos todo al milímetro".

Por otro lado, han asegurado que su deber es "tender puentes que rompan las fronteras" y se han mostrado sorprendidos de la respuesta social recibida. "Ha sido impresionante. Nuestro miedo es convertirnos en las estrellas de esta historia. Los protagonistas tienen que ser los refugiados", han finalizado.

Por otro lado, desde la Plataforma 'Ongi Etorri Errefuxiatuak' han señalado a Europa Press que será el próximo lunes cuando los dos activistas depositen los 2.000 euros a cada uno que la Justicia griega les ha impuesto.

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios