Jueves, 14.12.2017 - 03:21 h

Bangladesh acoge a más de 50.000 rohingyas desde que estalló la crisis en el estado de Rajine

El ministro de Asuntos Exteriores de Bangladesh, Kamrul Ahsan, ha presentado una queja verbal al embajador birmano en el país, Myo Myint Than, para que repatríe a los miles de rohingyas que han atravesado la frontera huyendo de la violencia en su país natal.

Ahsan ha explicado que Bangladesh está preparado para iniciar con Birmania una serie de discusiones para proceder a la repatriación y evaluar de qué modo se puede llevar esta a cabo, según ha informado el diario bangladeshí 'New Age'.

Asimismo, ha expresado su preocupación por el continuado flujo de musulmanes que están llegando a su país, y ha instado a Birmania a que ataque de forma urgente la raíz del problema en Rajine para que los habitantes del estado no tengan que buscar desesperadamente refugio más allá de la frontera.

Este mismo jueves, un total de 23 líderes globales y galardonados con el Premio Nobel han instado al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas a hacer de la cuestión de los rohingya --una de las minorías más perseguidas del mundo-- una prioridad de forma urgente.

El éxodo de birmanos se ha incrementado desde que el Ejército impuso una serie de restricciones a la ayuda humanitaria en el país en el estado de Rajine, en el marco de una serie de operaciones tras varios ataques que acabaron con la muerte de nueve guardias fronterizos el pasado 9 de octubre.

Según el departamento de la Comisaría de Repatriación de Refugiados Rohingya (CRRR), cerca de 250.000 rohingya entraron en Bangladesh en 1978 huyendo de la 'Operación Dragón' llevada a cabo por el Gobierno birmano, una operación cuyo objetivo era evaluar la situación de los habitantes en zonas fronterizas y tomar medidas contra los extranjeros que habían entrado de forma ilegal en el país.

Esta operación acabó con la expulsión y detención masiva de rohingya, a los que no se consideraban ciudadanos. Entre 1991 y 1992 la ola fue similar: otros 250.000 musulmanes entraron a Bangladesh a través de las fronteras de Cox's Bazar y Bandarban, donde el Gobierno levantó 21 campamentos temporales para ellos.

La rohingya es una de las minorías más perseguidas del mundo. Desde 1978, los rohingya han ido llegando a Bangladesh en varias oleadas, huyendo de la represión en su Birmania natal.

Ahora en portada

Comentarios