Martes, 22.10.2019 - 19:24 h
Sanciones que pueden superar los 100.000 euros.

Desarticulado en Madrid un club de póker clandestino que creaba torneos ilegales

La Policía debe actuar ante estas partidas clandestinas porque "nunca se sabe el grado de coacción que pueda existir sobre los jugadores".

"Si llevas media hora jugando al póker y no sabes quién es el pardillo, lo eres tú"
Cartas y fichas durante una partida de póker. / EFE

La Policía Nacional ha desmantelado en la madrileña localidad de San Sebastián de los Reyes un club clandestino en el que se celebraban torneos ilegales de póker y ha identificado a 28 jugadores: en total se enfrentan a sanciones que pueden superar los 100.000 euros. Las investigaciones se iniciaron después de que la Dirección General de Ordenación del Juego, entidad encargada de regular el sector, avisara a la Policía de que el 14 de agosto se realizaría un torneo de póker que carecía de los requisitos estipulados por la legislación vigente.

La Policía debe actuar ante estas partidas clandestinas porque "nunca se sabe las cantidades que se están jugando, ni el grado de coacción que pueda existir sobre los jugadores", según explica el jefe del Servicio de Control de Juegos de Azar y Apuestas de la Policía, Javier Molinera.

El día de la partida, la Policía hizo "una entrada controlada en el ámbito administrativo dentro del local" e identificó a 28 personas, todas mayores de edad, que jugaban simultáneamente en tres mesas. Una vez en el lugar, los agentes también recontaron las fichas que tenía cada jugador e intervinieron diversos naipes y útiles para jugar al póker.

Entre los identificados estaba el que hacía las veces de croupier, o repartidor de casino, a quien le fueron intervenidos 1.750 euros que llevaba encima, cantidad que coincide con lo aportado por los 28 jugadores para inscribirse en la partida. Además de ejercer de croupier, este hombre disponía de un ordenador portátil en el que controlaba el tiempo del juego de las tres mesas.

Unos 3.000 euros de multa por jugador

Tras confirmar que se estaba realizando una actividad de juego ilegal, los agentes levantaron un acta, según ha explicado Molinera, para ser remitida a la Dirección General de Ordenación del Juego, encargada de imponer la correspondiente sanción administrativa. "La sanción alcanzará aproximadamente los 3.000 euros para cada uno de los jugadores del torneo ilegal y pasará los 9.000 euros para los organizadores", expone el Jefe de servicio.

De esta forma, al tener en cuenta el número de jugadores y las infracciones cometidas por el torneo, "el monto total de las sanciones excederá de los 100.000 euros finalmente si el procedimiento llega a buen término", precisa.

En España se juega anualmente por valor de unos 42.000 millones de euros, de los cuales un 80% es distribuido en premios y el 20% restante permanece en el sector. Para Molinera esta es una cifra "suficientemente alta como para que organizaciones criminales o gente sin escrúpulos, cuyo objetivo es que te dejes la mayor cantidad de dinero que puedas, quiera hacerse cargo de parte de ese gran bocado".

Ahora en Portada 

Comentarios