En Moratalaz

Detenido en Madrid tras atacar a policías con dos catanas al grito de "Yo soy Dios"

El individuo con los dos sables japoneses. /L.I.
El individuo con los dos sables japoneses. /L.I.

"¡Yo soy Dios!". El grito del hombre al que este viernes ha detenido la Policía Nacional en Moratalaz (Madrid), acompañaba a una imagen casi de película: un varón que afirmaba estar enfermo de coronavirus ha tratado de agredir con dos catanas a los agentes que habían llegado para tratar de ayudarle.  

Los hechos han ocurriedo sobre las 13.45 horas en la calle Hacienda de Pavones. Una unidad del Samur-Protección Civil solicitó apoyo policial porque había llamado un hombre que decía estar contagiado de Covid-19 pero estaba en plena calle muy agresivo, con posible desequilibrio mental, ya que profería gritos como "Yo soy Dios" o "Me van a matar".

Cuando llegó un indicativo policial, este individuo obeso estaba paseando sin camiseta por el medio de la calle, en pleno estado de alarma, gritando y con una catana en cada mano, intentándoles agredir. Como no deponía su actitud, llegaron al lugar agentes de la Unidad de Intervención Policial (UIP), que tuvieron que efectuar dos disparos al aire para tratar de que depusiera su actitud.

Como tampoco así lograron que soltara los sables, de un metro de largas cada uno, dos coches policiales le encerraron, momento en el que arremetió y dañó sus lunas. Consiguió escaparse pero luego la patrulla de antidisturbios le atrapó entre otro coche aparcado en la calle, al que también golpeó sus cristales. Finalmente, el resto de los agentes consiguieron detenerle.

Varios sindicatos policiales han alabado en redes sociales la profesional intervención, ya que aparentemente el hombre no ha resultado herido pese a la situación. Además, han demandado de nuevo que se dote a los Cuerpos de táser para controlar mejor estas situaciones y evitar riesgos para los agentes o la propia vida de los agresores.

Mostrar comentarios