Lunes, 21.10.2019 - 04:04 h
Valeria pide no olvidar a su hermana

Los dos dramas de la familia Quer: la muerte de Diana y el cruce de denuncias

Los padres de la joven asesinada, cuyo juicio se celebrará a finales de mes, se ven las caras en los juzgados por posibles malos tratos.

Juan Carlos Quer
Juan Carlos Quer / Europa Press

"Que lo sepa todo el mundo que este señor es un agresivo y un maltratador". Lo dice Diana López-Pinel y habla así de su exmarido, Juan Carlos Quer, a las puertas de un juzgado en Madrid después de acusarle de  supuestos malos tratos. El padre de Diana Quer, tras quedar en libertad sin cargos, ha asegurado que "desafortunadamente mi exmujer hace cinco años perdió el norte y el control. Cada paso que da es un error adicional". Los padres de la joven que fue brutalmente asesinada vuelven a cruzarse acusaciones, a vivir una situación tensa e incómoda a solo unos días de verse las caras en otro juzgado por la custodia de Valeria Quer, que tiene el padre, y a unas semanas de que empiece el juicio que sentará en el banquillo al presunto asesino de su primogénita:  José Enrique Abuín Gey, conocido como 'El Chicle'

Juan Carlos Quer y Diana López-Pinel han mantenidos en los últimos años algún desencuentro, sobre todo por la custodia de sus hijas e, incluso, antes de que Diana desapareciera en agosto de 2016 en las fiestas de A Pobra do Caramiñal, en A Coruña. Su historial de denuncias cruzadas es amplio. La pena por cómo les arrebataron a su hija mayor ha ido de la mano de desencuentros familiares que ayer de nuevo ocurrieron ante las cámaras. Valeria Quer no dudó en decirle a su madre que todo lo que decía sobre los supuestos malos tratos del padre era mentira. "Te ha pegado a ti también", le increpaba una Diana López-Pinel que ha asegurado tener miedo y que está todavía a la espera de otra denuncia puesta en Majadahonda. 

Su último encuentro ante una jueza llegaron después de que Diana López-Pinel presentara una denuncia a su expareja porque supuestamente habría habido una discusión y él la habría zarandeado, golpeado en la cara y después intentado atropellar en el garaje de su vivienda. Tras ser detenido y declarar, Juan Carlos Quer fue puesto en libertad sin cargos. La magistrada rechazaba las medidas cautelares solicitadas y el detenido será investigado por la supuesta comisión de un delito de lesiones después de que un juzgado de Madrid se haya inhibido en favor de este partido judicial.

Antes de entrar a declarar, quiso mandar un mensaje a todos los medios de comunicación en el que dejaba todo en  manos del "juez a la vista de los hechos y múltiples antecedentes de denuncias falsas que he sufrido y sigo sufriendo". Se refiere así a las numerosas ocasiones en las que ha asegurado que hasta que contrajo matrimonio "jamás" en su vida había tenido una denuncia y "solamente a raíz de la demanda de divorcio que ella instó cayeron 9 ó 10 denuncias". "En los 24 años de matrimonio y 22 de noviazgo jamás tuve denuncia alguna de mi exmujer", decía en 2016.  Así respondía a unas noticias sobre una supuesta denuncia interpuesta por su hija Diana y otra posterior de su exmujer en mayo de 2016: "Estén ustedes en las más absoluta certeza de que no tengo conocimiento de ellas", subrayaba al respecto.

Ahora ha tenido que responder ante otra. La última que recibe y la última que interpone él. Porque el padre de la joven de 18 años asesinada en agosto de 2016 en Galicia denunció ayer por la mañana por injurias y calumnias a su exmujer para "protegerse", poco antes de ser detenido por el supuesto caso de violencia de género hacia ella denunciado el pasado martes. Un parte de lesiones era lo que aportaba Diana López-Pinel junto a la denuncia puesta en el cuartel de la Guardia Civil de Majadahonda en Madrid. Otro parte  médico fue aportado por su exmarido en la comisaría de la Policía Nacional de Pozuelo de Alarcón, horas después donde se reflejaba que ella le había arañado durante la discusión que ella hacía referencia. 

"Está siguiendo con la misma dinámica y estrategia de manipular a mi hija, fijaos en qué condiciones está. Yo lo único que quiero es que mi hija esté a salvo y no lo está. Este señor va a tener que pagar por lo que ha hecho", aseguraba su exmujer ante las puertas del juzgado. Muy poco después de estas manifestaciones, Juan Carlos Quer ha afirmado que salía "sereno" del juzgado porque "la verdad todo lo redime", y ha lamentado sobre todo que su hija Valeria "tenga que vivir estas experiencias".

Y en el medio Valeria Quer. Una joven que no ha dudado en defender a su padre y asegurar que en ningún momento había intentado atropellar a su madre, quien delante de las cámaras le ha preguntado por qué se dejaba manipular. "Mi padre no es un hombre violento. Es un hombre muy serio que sabe cómo decir las cosas", explicaba Valeria.

Y ella, de la que se conoció en 2018 a través del diario 'El Norte de Castilla' que el juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Sepúlveda (Segovia) tramitaba una denuncia de violación cuando era menor de edad, ha sido la que ha pedido a los medios de comunicación que lo sucedido era algo dentro de la familia y que no había que perder de vista el juicio que se celebrará el próximo 28 de octubre en Santiago de Compostela. Valeria pide que no se olvide a su hermana Diana. Ante 'Cuatro al día' ha asegurado que "si hay un incidente en la familia, hay que ir al juzgado, declarar y marcharse sin decir nada porque ella se ha hecho la víctima delante de las cámaras porque hace un show de lo que le pasó a mi hermana".

Uno de los puntos clave en el próximo juicio por su asesinato reside en dilucidar si la joven sufrió agresión sexual, como defienden tanto la Fiscalía como la acusación y como deja entrever el propio magistrado en su auto de cierre de la instrucción. Esta circunstancia sería necesaria para que, junto al delito de homicidio o asesinato, 'El Chicle' fuese condenado a la pena de prisión permanente revisable, que piden para él la familia de la víctima y el Ministerio Público. Precisamente Juan Carlos Quer se ha convertido en un rostro referente para solicitar que se mantenga en el Código Penal. "Miren a sus hijos antes de votar", pedía días antes de las anteriores elecciones generales. Al Congreso llevó tres millones de firmas. Hasta que escuchen el veredicto antes se volverán a ver las caras en el juzgado. El próximo lunes ambos tendrán que acudir a una vista por la custodia de su hija Valeria.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios