Viernes, 24.11.2017 - 08:59 h

La mitad de las personas con discapacidad severa o profunda tienen un mal estado de salud, según un estudio

La mitad de las personas con discapacidad severa o profunda tienen un mal estado de salud, según un estudio

Plena inclusión, que ha presentado el trabajo en el Real Patronato sobre Discapacidad, señala que es necesario que la Administración contemple las necesidades de este colectivo de manera prioritaria y urgente, ya que la población con discapacidad intelectual con mayores necesidades de apoyo se va a ver incrementada.

La organización destaca la situación de exclusión de estas personas, ''a las que se les priva de sus derechos por la falta de acceso a la educación'', apenas el 6% dispone de estudios primarios completos, ''o al empleo'', ya que el 96% se encuentra inactivo. Además, la investigación revela que las personas con discapacidad intelectual y mayores limitaciones participan en un menor número de actividades y de forma más pasiva, por lo que hay que replantear los apoyos que reciben.

De este modo, Plena inclusión ha señalado que para evitar esta ''preocupante'' situación de exclusión social, la atención de las necesidades de las personas con discapacidad intelectual con grandes necesidades de apoyo debe constituir una prioridad en la agenda social del gobierno y que es necesario homogeneizar el proceso de valoración de la dependencia y prestaciones en cada comunidad autónoma.

Ahora en portada

Comentarios