Discrepancias "importantes", sobre próxima mesa negociación cambio climático

  • Madrid.- La reunión previa a la próxima cumbre de cambio climático en México, que se celebrará en Bonn entre mañana y el 11 de junio, permitirá "tomar el pulso" al proceso de negociación tras Copenhague, aunque todavía hay "discrepancias significativas".

La ONU encara en Bonn la ronda preparatoria para Cancún en busca de consenso
La ONU encara en Bonn la ronda preparatoria para Cancún en busca de consenso

Madrid.- La reunión previa a la próxima cumbre de cambio climático en México, que se celebrará en Bonn entre mañana y el 11 de junio, permitirá "tomar el pulso" al proceso de negociación tras Copenhague, aunque todavía hay "discrepancias significativas".

En declaraciones a EFE, la directora general de la Oficina Española de Cambio Climático, Alicia Montalvo, ha explicado que los textos que los presidentes de los grupos de trabajo han circulado muestran que son "más los aspectos que nos unen que los que nos separan, pero todavía hay discrepancias importantes en cuestiones de enfoque y calendario".

Durante esta ronda de negociaciones formales en la capital alemana, hay que "identificar cuáles son estas cuestiones y las posibles vías de acercamiento sobre las que tendremos que trabajar intensamente en los próximos meses para alcanzar un resultado óptimo en Cancún", prevista para finales de 2010.

Por otra parte, ha concluido Montalvo, las apretadas agendas de las sesiones de los órganos subsidiarios, que incluyen numerosos aspectos técnicos en los que las Partes deben trabajar de forma continua, "ponen de manifiesto la solidez del marco actual dentro de la Convención y la importancia de edificar sobre lo ya construido".

Hoy mismo, el responsable de la ONU sobre cambio climático, Yvo de Boer, opinó que es "altamente improbable" que de la próxima cumbre de Cancún (México) salga un acuerdo vinculante que regule las emisiones de gases de efecto invernadero a partir de 2012, cuando expire el Protocolo de Kioto.

Desde Berlín, De Boer sostuvo que los países en vías de desarrollo "querrán saber primero qué supone un acuerdo" antes de convertirlo en vinculante.

Mostrar comentarios