Domingo, 22.10.2017 - 12:46 h

Soldados de Alá vs Soldados de Odín, la nueva amenaza de Oslo

  • Los Soldados de Odín quieren "controlar" a la población inmigrante. Para ello, patrullan las calles cual vigilantes nocturnos con cazadoras negras marcadas con un símbolo vikingo.
  • los Soldados de Alá han surgido "en respuesta a las patrullas de infieles de los Soldados de Odín" y llevarán sudaderas negras con capucha adornas con la bandera del Estado Islámico.
Soldados de Alá vs Soldados de Odín, la nueva amenaza de Oslo

Soldados de Alá vs Soldados de Odín. Parece una películas de ciencia ficción pero, desgraciadamente, es el nuevo conflicto al que se enfrenta Oslo y que amenaza con trasladarse a todos los países vecinos. ¿Quiénes son estos misteriosos grupos?

Por una parte, los Soldados de Odín nacieron el año pasado en Finlandia, aunque pronto la idea fue copiada en Noruega. ¿Su objetivo? "Controlar" a la población inmigrante y promover el "bien". Para ello, patrullan las calles cual vigilantes nocturnos con cazadoras negras marcadas con un símbolo vikingo.

Por otro lado, los Soldados de Alá han surgido como réplica directa a este grupo, tal y como informa el diario Verdens Gang."En respuesta a las patrullas de infieles de los Soldados de Odín, los musulmanes hemos decidido crear un grupo que patrullará las calles, primero en Oslo, para evitar el mal y animar al bien", reza el comunicado.

Los Soldados de Alá llevarán sudaderas negras con capucha adornas con la bandera del Estado Islámico.

Las reacciones políticas no se han hecho esperar y los miembros del Gobierno se han apresurado a censurar a ambos grupos y a recordar que el monopolio de la 'vigilancia' lo tiene únicamente el Estado.Las Fuerzas de Seguridad, preocupadas por el auge de estos grupos

Lo que podría quedar como una anécdota del país escandinavo, sin embargo, ha encendido las alarmas en Europa.

Fuentes de la lucha antiterrorista europea confirman lainformacion.com que existe una gran preocupación, compartida por todos los Estados miembros, de que en el continente empiecen a surgir patrullas civiles que, ante el temor a una amenaza yihadista, se tomen la justicia por su mano y empiecen a surgir choces violentos entre colectivos de inmigrantes y de nacionales.

"La amenaza yihadista es muy amplia. Cualquier punto puede ser un objetivo potencial para el Estado Islámico, que, además, no precisa de grandes recursos para cometer un atentado. La sensación de inseguridad y pánico es mucho mayor. Eso puede provocar que la gente piense que el Estado no está haciendo suficiente, cuando en ningún caso es así, y se crea legitimada para ejercer una violencia que solo corresponde al Estado", comentan estas fuentes.

Por otro lado, consideran que el caso de Oslo es significativo, porque si no se toman las medidas oportunas para controlarlo puede expandirse por todos los países europeos. "De la respuesta de Oslo depende, en gran medida, que en Europa tengamos que enfrentarnos a un problema añadido con respecto a la lucha contra el yihadismo", reconocen.

De momento, Oslo ya ha anunciado que perseguirá a cualquiera de los dos grupos y que tomará medidas "contundentes" ante cualquier tipo de violencia en las calles.

Ahora en portada

Comentarios