Eduardo Gutiérrez, undécimo embajador ante el Vaticano de la democracia

  • El diplomático Eduardo Gutiérrez Sáenz de Buruaga será el undécimo embajador de España ante la Santa Sede desde el fin del franquismo y la instauración de la democracia.

Madrid, 27 abr.- El diplomático Eduardo Gutiérrez Sáenz de Buruaga será el undécimo embajador de España ante la Santa Sede desde el fin del franquismo y la instauración de la democracia.

Gutiérrez releva a María Jesús Figa, que se convirtió hace un año en la primera mujer en encabezar la delegación diplomática española ante el Vaticano.

La etapa de Figa coincidió con la celebración en Madrid de la Jornada Mundial de la Juventud el pasado mes de agosto.

Figa relevó al exalcalde de A Coruña, el socialista Francisco Vázquez (2006-2011), que ha sido el único de los embajadores en el Vaticano no miembro de la carrera diplomática.

En este período, Benedicto XVI viajó en dos ocasiones a España, en julio de 2007, para presidir en Valencia el V Encuentro Mundial de la Familia, y en noviembre de 2010, cuando visitó Santiago de Compostela con motivo del Año Jubilar Compostelano y Barcelona, donde consagró el templo de la Sagrada Familia.

Vázquez contribuyó a normalizar las relaciones entre España y la Santa Sede, después de las discrepancias que hubo durante el período de Jorge Dezcallar, nombrado por José Luis Rodríguez Zapatero pocos meses después de llegar al poder en 2004.

El momento más destacado de la etapa de Dezcallar fue la muerte de Juan Pablo II en abril de 2005.

Su predecesor fue Carlos Abella, el embajador que más tiempo estuvo en el puesto en Roma (1997-2004), cubriendo casi toda la etapa de gobierno de José María Aznar.

Antes de Abella, ocuparon el cargo Pedro López Aguirrebengoa (1992-1997), Jesús Ezquerra (1987-1992), Gonzalo Puente (1985-1987), Nuño Aguirre de Cárcer (1983-1985) y José Joaquín Puig de la Bellacasa (1980-1983).

El primer embajador de España ante la Santa Sede del período democrático fue Ángel Sanz Briz, quien entregó sus cartas credenciales a Pablo VI en enero de 1977.

Sanz Briz, apodado "el ángel de Budapest", se hizo célebre por salvar a más de 5.000 judíos húngaros de la persecución nazi durante la II Guerra Mundial cuando era encargado de negocios de España en este país centroeuropeo.

Durante la etapa de Sanz Briz y ya con Juan Pablo II como sumo pontífice, se firmó el nuevo acuerdo entre España y el Vaticano, con el que se renovó el concordato de 1953.

Las relaciones bilaterales se remontan a hace más de seis siglos, cuando se firmó el primer tratado (1418) entre la Corona de España y la Santa Sede.

Gonzalo Fernández de Heredia está considerado el primer representante español ante el Estado vaticano, nombrado en 1475 por los Reyes Católicos.

Mostrar comentarios