Sábado, 16.11.2019 - 03:33 h
"La piedra filosofal del sistema"

La educación apunta a evaluar al alumno caso por caso y a alejarse de las métricas

El VIII Congreso de innovación educativa plantea una mirada crítica hacia las maneras tradicionales de evaluar a los alumnos y propone soluciones.

ENAP 2019
ENAP 2019 / Enap

No es extraño que los docentes busquen de manera recurrente las mejores metodologías para educar a las futuras generaciones y esto envuelve también la manera de evaluar al alumno. Es precisamente sobre esto que trata el Congreso de innovación educativa celebrado en Toledo este sábado. "El cambio que necesita la educación radica en las formas de evaluar a los alumnos, es la piedra filosofal del sistema", comenta Sonsoles Castellano, la Directora de Política Educativa del Colegio San Patricio y una de las organizadoras del evento.

'Porque podemos evaluar a los alumnos de manera diferente' dice el lema del evento. Las ponencias buscan abordar desde todos los aspectos cómo se examina al alumno en la actualidad, cuál es el fin de examinar y cómo se puede mejorar el sistema para lograr mejores resultados. El objetivo es darle a los 300 asistentes una "mirada global desde los distintos ámbitos de la evaluación de los alumnos", señala Castellano.

ENAP 2019
Entre los ponentes del evento se encuentra David Bueno. / Enap

Entre los ponentes del evento se encuentra David Bueno, doctor en Biología y especialista en neuroeducación, que aborda el tema de la relación entre la evaluación y la neurociencia. Para Bueno es fundamental que se implementen las estrategias que utiliza el cerebro de manera instintiva para fomentar un mejor aprendizaje. "Como especie estamos programador para aprender, no lo podemos evitar", comenta. El experto cree que "si seguimos la naturaleza del ser humano, aprendemos de manera más eficiente".

Para esto propone que se utilicen las emociones como motor de la enseñanza, fomentando la confianza y la curiosidad sobre el miedo, que es lo que ocurre en muchos casos con los métodos tradicionales de evaluación. "Lo importante es activar los mecanismos de motivación, esa sensación de bienestar", añade. Para el biólogo la asignatura pendiente que tiene el sistema es saber aplicar las metodologías que se enseñan en las aulas a la forma de examinar sino "no cambia nada". "Si enseñamos a trabajar en grupo, propongamos maneras cooperativas de evaluación", afirma. 

Para Bueno "lo importante es el aprendizaje no son las métricas ni las notas" sino que los alumnos mejoren en distintos aspectos de su vida. 

Otro de los ponentes es Víctor Mourelle, músico y 'coach' ejecutivo, él impartirá una conferencia que se enfoca en la evaluación desde el punto de vista emocional. "Es un tema complejo, estas posturas no están separadas ni contrapuestas", comenta. Si visión es un tanto más "metafórica" porque emplea elementos artísticos e históricos para resaltar la importancia del aspecto emocional y remarcar la importancia de la relación del docente con sus alumnos. 

ENAP 2019
    

"Somos más que un número y se trata de conocer a los alumnos", es una de las ideas centrales de la ponencia. "Evaluar no es el fin de educar ni mucho menos clasificar". Para Mourelle es interesante que los docentes se reflexionen en el hecho de que "si todos somos diferentes por qué nos evalúan a todos por igual". "Se trata de conocer a los alumnos e ir más allá de lo evidente, no quedarse corto". 

El ponente añade quedarse en lo técnico a la hora de evaluar es "insuficiente" y, aunque es necesario clasificar al alumnado, este no es el objetivo final de la enseñanza. 

A pesar de la variedad de enfoques de los distintos conferencistas, algo queda claro: es hora de innovar y de cambiar la manera de medir el avance educativo de los niños y jóvenes. Además de las tradicionales calificaciones, los profesores beben ampliar su mirada a otras formas de medir el desempeño de los alumnos y esto es a lo que el congreso celebrado este sábado apunta. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios