Sábado, 18.11.2017 - 02:03 h

¿En qué consisten los acuerdos de los Toros de Guisando y por qué lo usa Rajoy?

  • Se reconocía la ilegitimidad de Juana, y la condición de heredera, como hermana, de Isabel.
  • La boda de Isabel conFernando, el herederodel trono aragonés, celebrada en 1469 enValladolidy que no contaba con la aprobación del rey, motivó el repudio de la Concordia por Enrique IV.
Los toros de Guisando

Lo ha relatado la serie de Televisión Española, Isabel. ¿En qué consiste el pacto de Guisando?Aquella reunión en Guisando entre hermanos enfrentados fue un momento trascendental explica Teresa Cunillera, asesora histórica deIsabel, fue un momento trascendental en la vida de Isabel y en la historia de Castilla.

La propia TVE explicaba de la mano del experto de la Universidad Complutense, Óscar Villarroel, por su importancia:

"Suponía la pacificación de Castilla poniendo fin al litigio sobre la corona por medio de pactar la sucesión. Se reconocía la ilegitimidad de Juana, y la condición de heredera, como hermana, de Isabel. Se establecía, además, que tendría casa como tal y que su matrimonio sería aceptado por el rey Enrique así como por algunos nobles."

Cunillera resalta la importancia de estos acuerdos: "Lo que allí se dijo fue muy fuerte ¿Entonces qué quería decir? ¿Que no reconocía a Juana como su hija? Eso en verdad nunca se dijo. Se utilizó otro argumento, se dijo que el matrimonio de Enrique y Juan de Avis no era válido. Es un argumento político, no hay que buscar más detalles".

Ángeles de Irisarri, autora de la novela historicaIsabel, la reina, añade en la web de TVE, que ha logrado que la historia interese, que "la emoción de Isabel iría en aumento, máxime después de que el soberano perdonara a los nobles que le habían traicionado, que iban en la comitiva de Isabel, y cuando el marqués de Villena leyera una carta en la cual don Enrique, quizá queriendo que su sucesión la arreglaran otros y haciéndose eco de los deseos de sus nobles y vasallos, nombrara a la infanta primera heredera del trono, con lo cual Isabel, una vez que la juraran las Cortes Generales, sería princesa de Asturias, en menoscabo de la Beltraneja. Los hermanos rubricaron el documento y estamparon su sello, Isabel contenta como unas castañuelas, pues en aquel acto se cumplía el testamento de su señor padre y, además, el rey le concedía la merced de no casarla contra su voluntad, aunque siempre debería obtener su consentimiento.

Pero la realidad cambió. La boda de Isabel conFernando, el herederodel trono aragonés, celebrada en 1469 enValladolidy que no contaba con la aprobación del rey, motivó el repudio de la Concordia por Enrique IV. El rey reconoció nuevamente los derechos de su hija Juana en laCeremonia de la Val de Lozoya(25 de noviembrede1470).

Rajoy le ha querido decir a Pedro que su acuerdo con C's es papel mojado y que al final el acuerdo de investidura, que no llega, puede llevarse a cabo con otro acuerdo... con otras formaciones. O que lo que hemos visto hasta ahora es solo un camino hacia nuevas elecciones o la sorpresa final de última hora.

Ahora en portada

Comentarios