EEUU abre el plazo de inscripción al Estatus de Protección Temporal para los haitianos indocumentados

  • Washington.- Estados Unidos abrió ayer el plazo de inscripción del Estatus de Protección Temporal (TPS, por su sigla en inglés) para entre 100.000 y 200.000 haitianos indocumentados, mientras agiliza la reapertura del puerto en Puerto Príncipe y los esfuerzos para sepultar a los muertos y prevenir enfermedades.

EEUU abre el plazo de inscripción al Estatus de Protección Temporal para los haitianos indocumentados
EEUU abre el plazo de inscripción al Estatus de Protección Temporal para los haitianos indocumentados

Washington.- Estados Unidos abrió ayer el plazo de inscripción del Estatus de Protección Temporal (TPS, por su sigla en inglés) para entre 100.000 y 200.000 haitianos indocumentados, mientras agiliza la reapertura del puerto en Puerto Príncipe y los esfuerzos para sepultar a los muertos y prevenir enfermedades.

Durante los próximos 180 días los haitianos indocumentados podrán solicitar el TPS, que Estados Unidos otorga como gesto humanitario a quienes no pueden regresar a sus países por conflictos armados o desastres naturales.

El TPS sólo beneficiará a los haitianos que ya se encontraban en EE.UU. para el pasado 12 de enero, cuando un terremoto de 7 grados en la escala de Richter dejó decenas de miles de muertos, heridos y desplazados.

Las leyes migratorias vigentes continuarán aplicándose y "no estaremos aceptando en Estados Unidos a haitianos que intenten llegar a nuestras costas. Serán interceptados y serán repatriados", advirtió hoy la secretaria de Estado, Hillary Clinton, tras una reunión con la jefa de la diplomacia europea, Catherine Ashton.

En declaraciones a Efe, Luz Irazabal, portavoz de la Oficina de Servicios de Inmigración y Ciudadanía (USCIS, por su sigla en inglés), dijo, por su parte, que no hay ningún indicio de un éxodo masivo desde Haíti.

Según Irazabal, aunque no hay una cifra exacta, se calcula que entre 100.000 y 200.000 haitianos son "elegibles" para el TPS, que permite a los beneficiarios vivir y trabajar legalmente en EE.UU. durante 18 meses. Unos 30.000 haitianos ya tenían órdenes de deportación inmediata.

La cuota para el TPS será de 470 dólares, que incluye el trámite de los formularios, el procesamiento de datos biométricos y el permiso de trabajo. Tan sólo ese documento, para quien lo solicite, cuesta 340 dólares.

USCIS hará exenciones para el pago de la cuota pero lo hará "caso por caso", explicó Irazabal, quien aconsejó que la comunidad haitiana "esté alerta a la posibilidad de fraude por parte de personas que lamentablemente busquen aprovechar esta tragedia para engañarlos".

Además del TPS, la secretaria de Seguridad Nacional, Janet Napolitano, también autorizó un programa de ingreso a EE.UU. de niños haitianos huérfanos.

Mientras, en Haití, las autoridades de EE.UU. centran sus esfuerzos humanitarios en la sepultura de las decenas de miles de muertos y la prevención de enfermedades.

En ese sentido, el doctor Jon K. Andrus, director adjunto de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), dijo hoy en rueda de prensa que la prioridad es evitar la propagación de enfermedades contagiosas como la tifoidea, el cólera y la fiebre amarilla.

Otra meta inmediata es la reapertura total del puerto en Puerto Príncipe, porque "todavía necesita reparaciones y en eso estamos trabajando, no es algo que se logre de la noche a la mañana, pero no podemos precisar cuándo estará completamente operativo", dijo a Efe David Schuhlein, un portavoz de la Guardia Costera de EE.UU.

Por su parte, el subsecretario de Defensa, William Lynn, dijo hoy en Washington que las autoridades castrenses continúan intentando agilizar la distribución de cargamentos trasladados a la zona en más de 150 vuelos diarios.

Según el general Douglas Fraser, jefe del Comando Sur de EE.UU., todavía hay una lista de espera de 1.400 vuelos para el Aeropuerto Internacional Toussaint L'Ouverture.

Las tareas de rescate y reconstrucción se complican debido a las continuas réplicas del sismo en Haití, que hoy mismo obligaron a los equipos de socorro a abandonar brevemente sus labores en la zona del desastre, mientras los damnificados se lanzaban nuevamente a las calles.

Varios equipos de búsqueda y rescate de Florida y de países como Bélgica, Luxemburgo y Reino Unido han comenzado a salir de Haití, dando paso a las tareas de reconstrucción a largo plazo.

Más de 13.000 soldados estadounidenses participan en la misión humanitaria en Haití, cifra que incluye a 10.000 soldados en buques y 3.000 en tierra firme.

Se calcula que para este domingo la cifra aumentará a cerca de 20.000, según el Pentágono.

Mostrar comentarios