Martes, 26.05.2020 - 12:17 h

El cáncer de piel es el que más aumenta por envejecimiento y estilo de vida

El envejecimiento de la población, que ya disfruta de una esperanza de vida de más de 80 años, y el estilo de vida actual, con mayor actividad al aire libre y a la agresión de agentes externos, son los factores que explican que el cáncer de piel sea el que más crece entre este tipo de patologías.

Sevilla, 20 sep.- El envejecimiento de la población, que ya disfruta de una esperanza de vida de más de 80 años, y el estilo de vida actual, con mayor actividad al aire libre y a la agresión de agentes externos, son los factores que explican que el cáncer de piel sea el que más crece entre este tipo de patologías.

El doctor Julián Conejo-Mir, presidente del XIX Congreso Iberolatinoamericano de Dermatología, que esta semana se celebra en Sevilla, ha destacado hoy a Efe que esta mayor prevalencia del cáncer de piel y de otras patologías cutáneas, como las infecciones, consolidan a la dermatología como la especialidad médica "más relevante" del siglo XXI.

Ha explicado que la piel es el órgano humano "que más se altera con el paso del tiempo" porque es el que está más en contacto con elementos agresivos externos, entre los que no solo figuran los rayos ultravioleta del sol, sino la contaminación ambiental o incluso la alimentación.

El estilo de vida actual favorece una mayor exposición a los rayos ultravioleta no sólo por las estancias vacacionales en la playa o en la montaña sino por las crecientes actividades físicas o recreativas al aire libre, ha añadido.

Además, este impacto de factores agresivos se potencia por diez con la exposición al sol, por lo que una persona con 50 años tiene, dermatológicamente, una piel correspondiente a los 60 años.

El estilo de vida moderno y el progresivo envejecimiento humano, que ha aumentado su esperanza de vida en casi cuarenta años en el último siglo, confieren al cáncer de piel un creciente protagonismo médico hasta el punto de que un 25 por ciento de las consultas al médico de atención primaria ser refieren a la piel, según Conejo-Mir.

Este dermatólogo, catedrático de la Universidad de Sevilla y director de la Unidad de Dermatología del hospital Virgen del Rocío de la capital andaluza, ha recordado que frente a la menor prevalencia del resto de cánceres registrada en los últimos años gracias, en parte, a las campañas de prevención, el melanoma aumenta a un ritmo anual del siete al diez por ciento y el calcinoma lo hace a una tasa del cinco al ocho por ciento.

"El reto de nuestra especialidad es que todos los cánceres están disminuyendo excepto el melanoma, que es el que más aumenta; por eso, la dermatología es la especialidad médica del siglo veintiuno y la población cada vez va más al dermatólogo", ha apostillado.

Según las últimas estadísticas, una de cada veinticinco personas sufre un melanoma en EEUU y en España la prevalencia de este cáncer es de un afectado por cada 80 personas.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING