El Gobierno no cambiará las "líneas básicas" de la reforma de la ley del aborto

  • Madrid.- El Gobierno ha asegurado hoy que el texto definitivo de la nueva Ley del aborto que aprobará previsiblemente la próxima semana será "en sus líneas básicas" el ya conocido y debatido.

Madrid.- El Gobierno ha asegurado hoy que el texto definitivo de la nueva Ley del aborto que aprobará previsiblemente la próxima semana será "en sus líneas básicas" el ya conocido y debatido.

Así lo ha expresado la vicepresidenta segunda, Elena Salgado, en la conferencia de prensa tras la reunión del Consejo de Ministros, en la que ha subrayado que el texto plantea "objetivos claros" de protección de la salud sexual reproductiva y "un total respeto a la decisión de la mujer".

Salgado ha respondido así al ser preguntada por si el Ejecutivo modificará el texto para incluir la recomendación del Consejo de Estado, que propone regular cuándo se tiene que producir el consentimiento paterno y cuándo deben ser informados los padres de una menor que va a interrumpir su embarazo.

De hecho, la ministra de Igualdad, Bibiana Aído, ha afirmado que espera poder llevar el anteproyecto de ley al próximo Consejo de Ministros.

Aído también ha alabado el dictamen y subrayado que coincide, a su juicio, "en lo sustancial" con la propuesta del Gobierno sobre la capacidad de decidir de las menores, establece la plena constitucionalidad de la reforma y avala el modelo propuesto.

Además, ha apuntado que los Ministerios implicados están estudiando el texto del Consejo de Estado, ya que incluye "sugerencias que pueden ser muy útiles" para el Gobierno y para el trámite parlamentario.

Tras conocer la opinión del Consejo, la portavoz de Igualdad del grupo socialista, Carmen Montón, ha expresado su satisfacción porque avale la constitucionalidad de la ley, lo que "anula el principal argumento" del PP y su "eterna amenaza" de presentar recurso ante el Tribunal Constitucional.

Por contra, el PP ha reprochado al Gobierno su voluntad de mantener el texto de la reforma pese al dictamen del Consejo de Estado y la "crítica unánime" de la sociedad española a que una menor pueda abortar sin el consentimiento de sus padres, una idea "absolutamente contraria al sentido común y a los intereses de los ciudadanos".

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, se ha mostrado convencida de que el Gobierno "recapacitará" y acabará modificando el proyecto porque "tiene muy en cuenta la opinión de los ciudadanos".

Por su parte, el diputado de IU, Gaspar Llamazares, ha advertido de que no quiere que el proyecto sea "reconducido ni reducido" en su tramitación parlamentaria, sino que espera que se haga "más ambicioso" con medidas que garanticen el derecho a abortar como una prestación gratuita de la sanidad pública.

También el vicepresidente del Consejo General del Poder Judicial, Fernando de Rosa, ha mostrado su apoyo al informe del Consejo de Estado y ha manifestado su deseo de que "se acerquen posturas" y la norma se apruebe sin causar "tanta división en la sociedad".

Por contra, el presidente del Foro de la Familia, Benigno Blanco, ha expresado su sorpresa por el hecho de que "ilustres juristas puedan llevarle la contraria" al Tribunal Constitucional y ha advertido de que con esta ley se va a "ofender a una inmensa mayoría de los ciudadanos y provocar mucho dolor" innecesario.

Blanco se ha expresado así en representación del centenar de organizaciones que han convocado a una manifestación en contra del aborto para el próximo 17 de Octubre, que aseguran reunirá en Madrid a más de un millón de personas bajo el lema de "Cada vida importa".

Se trata de que el Gobierno "sienta que España entera está a favor de la vida y de la maternidad", ha explicado el presidente de la CONCAPA, Luis Carbonel, quien ha animado a asistir a "padres, adolescentes y abuelos".

Mostrar comentarios