Lunes, 23.04.2018 - 03:37 h
En 2017 se aprehendieron 921.217 kilos 

El lucrativo negocio de la marihuana: las incautaciones de plantas crecen un 242%

Policía y Guardia Civil constatan un alarmante aumento del cultivo de cannabis, tanto para consumo como para tráfico a pequeña y gran escala.

Operación contra el cultivo de cannabis.
Operación contra el cultivo de cannabis.

"La Policía desmantela cinco laboratorios e incauta casi 3.000 plantas de marihuana". "La Guardia Civil incauta tres plantaciones de cultivo de cannabis". "Cuatro detenidos y más de 2.000 plantas aprehendidas en seis plantaciones de marihuana". Son tres titulares titulares publicados en los últimos días y que constatan un potente incremento de las operaciones contra el cultivo de plantas de cannabis. El Ministerio del Interior ha detectado un alarmante crecimiento de las plantaciones, un negocio ilegal que constituye un lucrativo negocio para algunos.

Los datos facilitados por el departamento que dirige Juan Ignacio Zoido ofrecen una idea del problema en el que se han convertido para las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado las plantaciones ilegales de cannabis que tienen como cliente final al consumir de marihuana. Tanto Policía Nacional como Guardia Civil han incrementado las labores de prevención e investigación, pero en algunas provincias no dan abasto para luchar contra el pequeño traficante y, especialmente, contra las grandes mafias.

En 2016 se batió el récord de incautaciones de plantas de cannabis con algo más de un millón de plantaciones aprehendidas. La cifra fue muy similar a la del año pasado, en 2017, con 921.908 plantaciones. La mayoría de ellas se incautan en recintos cerrados, es decir, en instalaciones donde se cultivan las plantas con aparatos de calor especiales para conseguir su crecimiento. En concreto, en 2016 se incautaron en lugares cerrados 402.800 plantas y un año más tarde 397.217 unidades. La cifra contrasta con las 293.016 plantas que consiguieron localizar las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad en 2013, por lo que el incremento ha sido del 242% en apenas cuatro años, según consta en una respuesta parlamentaria a la diputada socialista María Aurora Flórez.

Entre 2015 y 2016, coincidiendo con el inicio de la recuperación económica en España, las incautaciones de plantas de cannabis se duplicaron: de 587.307 plantaciones requisadas al citado millón de 2016. Interior todavía está depurando y analizando los datos correspondientes a 2017 y se remite a las cifras ya contrastadas de años anteriores para confirmar el incremento de esta actividad delictiva en España. 

Así, en 2016 Policía y Guardia Civil desmantelaron 110 explotaciones que tenían más de 1.000 plantas en operaciones desarrolladas en 24 provincias, cifra que deja clara que el cultivo es una práctica generalizada en todas las autonomías. Asimismo, cruzando los datos de ambos cuerpos policiales con los del Departamento de Aduanas e Impuestos Especiales de la Agencia Estatal de la Administración Tributaria se puede observar que en 2016 hubo 2.676 operaciones en las que se incautaron plantas de cannabis y en las que se detuvo a 2.670 personas. En 2012, por su parte, hubo 1.677 aprehensiones y 1.921 detenciones.

Operación de la Policía contra el cultivo de cannabis.
Operación de la Policía contra el cultivo de cannabis.

Interior concluye, además, que una parte importante de estas operaciones contra las plantaciones de cannabis se desarrollan contra grupos de crimen organizado dedicados al tráfico de marihuana y establecidos en España. Así, según la información facilitada por las unidades de inteligencia, en 2016 se detuvieron a 464 individuos pertenecientes a grupos del crimen organizado, una cifra muy superior a los 60 arrestados en 2012.

El Gobierno, a través del Ministerio de Sanidad, no dispone de datos precisos sobre la cantidad de cannabis que se consume en España. Solo existen datos provenientes de la XI Encuesta sobre Alcohol y otras Drogas en España (Edades) 2015-2016, elaborada por la Delegación del Gobierno del Plan Nacional sobre Drogas. En ella se puede observar que el cannabis es la cuarta droga más consumida en nuestro país (un 9,5% de la población la ha consumido en el último año, frente al 9,2 de la encuesta anterior) y, si se tiene en cuenta el último mes, el 7,3% (más de 2.200.000 españoles) la ha tomado, frente al 6,6% anterior. El perfil del consumidor es el de un hombre (74%) de entre 15 y 34 años (60%), que fuma una media de 2,5 canutos al día. En la respuesta parlamentaria que ofrece el Ejecutivo destaca que "no se puede determinar su valor en el mercado ni efectuar una estimación aproximada".

La legalización de la marihuana y la banca en España

La legalización de la marihuana se está empezando a extender por todo el mundo y no solo para usos medicinales, sino también recreativos. Una tendencia que ha sido alentada por inversores muy conocidos como George Soros, a través de la fundación Open Society, y que choca con un aspecto imprevisto: la gran banca. En Uruguay, el primer país que ha despenalizado el cultivo, producción y venta de marihuana, las entidades se negaron a operar con las empresas y particulares que se dedican a este negocio y el Banco Santander fue uno de los primeros bancos en cerrar cuentas relacionadas con el negocio del cannabis pese a su legalización.

Temas relacionados

Ahora en portada

Comentarios