El Parque Natural de Moncayo está a salvo "de momento" si no cambia el viento

  • El Parque Natural del Moncayo, del que se han quemado 202 hectáreas por el incendio declarado el pasado lunes entre las localidades zaragozanas de Calcena y Trasobares, "está a salvo, de momento" salvo que cambie la dirección del viento.

Alcalá de Moncayo (Zaragoza), 29 ago.- El Parque Natural del Moncayo, del que se han quemado 202 hectáreas por el incendio declarado el pasado lunes entre las localidades zaragozanas de Calcena y Trasobares, "está a salvo, de momento" salvo que cambie la dirección del viento.

El director de Gestión Forestal del Gobierno de Aragón, Roque Vicente, ha dicho a Efe que los medios de extinción trabajan para evitar que el fuego alcance el parque, que tiene un alto valor ecológico, ya que el "viento podría cambiar y el incendio podría evolucionar en esa dirección".

El incendio, que ha quemado ya 2.500 hectáreas en la zona aragonesa del Moncayo, sigue descontrolado, pero se aleja de Talamantes, donde ayer se reavivó cuando estaba controlado.

Vicente ha asegurado que tras una noche "complicada", el foco más activo del incendio "sigue en el frente Talamantes", aunque por la evolución propia del fuego se dirige "ladera arriba, hacia las Peñas de Herrera".

Ha sido una noche "de mucho trabajo", ha indicado Vicente, y las labores de extinción se han desarrollado "según lo previsto", porque el frente de Talamantes "iba cobrando fuerza a medida que pasaba la noche", pero el trabajo desarrollado por medios terrestres y maquinaria "iba acotando en parte esos frentes".

No obstante, ha señalado que es necesario "ver la evolución de la jornada", ya que aunque están interviniendo los medios aéreos, es necesario que se den unas condiciones óptimas "para poder seguir trabajando con ellos", dado que el cielo ha amanecido cubierto, lo cual podría ayudar a controlar el incendio.

El director de Gestión Forestal ha informado de que, en estos momentos, el perímetro es "muy amplio", y se trata de un incendio complicado cuyo foco más activo ya ha llegado a la base de las Peñas de Herrera, aunque "el resto del perímetro también está vigilado por si algo se reaviva".

Vicente ha señalado que podrían ser más de 2.500 las hectáreas quemadas, aunque habrá que esperar hasta "tener una estimación total", dado que ahora los esfuerzos están "muy centrados en la extinción".

Mostrar comentarios