El PP dice al PSOE que la igualdad no se mide por el número de abortos

  • El PP ha defendido hoy el anteproyecto de Ley del Aborto diciendo al PSOE que la igualdad no es un patrimonio de la izquierda ni se mide por el número de embarazos que se interrumpen.

Madrid, 25 dic.- El PP ha defendido hoy el anteproyecto de Ley del Aborto diciendo al PSOE que la igualdad no es un patrimonio de la izquierda ni se mide por el número de embarazos que se interrumpen.

La secretaria general de la Confederación Nacional de Mujeres en Igualdad y senadora popular, Carmen Fúnez, ha explicado en un comunicado que el anteproyecto de Ley de Protección de Vida del Concebido y de los Derechos de la Mujer Embarazada es "una iniciativa garantista que protege los derechos de la mujer, del no nacido y de los profesionales sanitarios".

Además de señalar que el texto está abierto al debate y al diálogo para mejorarlo, ha insistido en afirmar que "no quita derechos sino que aporta seguridad a los implicados".

En cuanto a los no nacidos, Fúnez ha apuntado que el anteproyecto es consecuente con la doctrina fijada por el Tribunal Constitucional, que garantiza la protección de la vida del concebido no nacido como bien jurídico.

También aportará "seguridad" a la mujer por la información que va a recibir durante todo el proceso, y porque es la primera ley de la democracia que despenaliza la conducta de la mujer, según la senadora.

Respecto a los supuestos, Fúnez ha explicado que cuando el embarazo sea consecuencia de una violación o de un delito contra la libertad de la mujer, se podrá interrumpir en las 12 primeras semanas; cuando exista un grave peligro para la vida o la salud física o psíquica de la mujer, la interrupción se producirá en las 22 primeras semanas de gestación.

Para esa interrupción se necesitará el informe médico de dos especialistas ajenos al centro donde se practicará el aborto.

"Esto no limita la libertad de la mujer, sino que le da seguridad para tomar la decisión adecuada", ha insistido.

También se aporta seguridad a las menores de 16 años, que deberán contar con el consentimiento de los padres o tutores.

A los profesionales médicos se les permite la objeción de conciencia y son los que deben informar a la mujer de las condiciones del embarazo.

Por todo ello, la senadora popular ha lamentado que los socialistas utilicen el aborto para hacer "demagogia", les pide "seriedad" y "responsabilidad" y les recuerda que "la igualdad no es un patrimonio de la izquierda ni se mide por el número de embarazos que se interrumpen".

Mostrar comentarios