Desde febrero

El 'Rambo de Requena' sigue huido: entra en casas deshabitadas para robar

Un operativo de unos 50 agentes continúa la búsqueda de este hombre que mantiene en vilo tres localidades valencianas.

Municipio de Chelva
El 'Rambo de Requena' sigue huido: entra en casas deshabitadas para robar.
Google Maps

Con drones, helicópteros, perros... un dispositivo de medio centenar de agentes entre Guardia Civil y Policía Local están buscando al llamado 'Rambo de Requena', un hombre que puede tener unos 40 años, medir 1,90 metros, ser de complexión delgada, tener el rostro delgado y nariz prominente, pelo moreno y hablar castellano sin ningún acento especial. Una huella dactilar ha podido ser la pista que desveló la identidad de este hombre al que siguen la pista después de cometer una oleada de robos con violencia en los últimos tres meses. Lleva una escopeta de cañones recortados pero, según fuentes de la Guardia Civil a La Informacion, "es de fogueo". Él mismo habría manipulado la munición dejando una carga mínima de pólvora.

Desde la pasada semana, el 'Rambo de Requena' sigue escondido en los montes de la localidad valenciana de Chelva, en la comarca de Los Serranos , donde habría pasado el confinamiento en tres viviendas deshabitadas. La dueña de una de estas viviendas ha asegurado a 'Espejo Público' que no se había percatado de que alguien entró en la casa hasta que la Comunidad Valenciana cambió de fase y pudo acercaron para ver como estaba todo. Al entrar se encontró la vivienda totalmente revuelta, sobre todo la cocina, donde el delincuente habría incluso cocinado un bizcocho. En la casa asegura que no faltan objetos de valor, pero el hombre dejó la despensa vacía, llevándose todas las conservas.

El modus operandi de este 'okupa' encajaría con el del ciudadano perseguido que "se lleva comida de las casetas que se va encontrando para sobrevivir" y "roba coches para escapar de los sitios para luego abandonarlos o estrellarlos", aseguran los agentes. En el último altercado intentó robar un todoterreno en unas viñas. Cuando el bodeguero se percató e intentó impedírselo "me disparó a bocajarro" asegura en declaración a las televisiones. El vehículo apareció poco después destrozado. Ahí se supo que, en esos momentos, el Rambo de Requena tiene una barba muy poblada y viste con ropa militar.

Ahora una posible huella dactilar suya ha saltado en los archivos de la Guardia Civil. Estaría en esa vivienda donde pasó más de un día y cocinó lo necesario para continuar su huida por la montaña. Su perfil corresponde al de un hombre ermitaño autor de otros robos menores. Ha jugado aquí un gran papel el servicio 'CSI' de la Guardia Civil. En un principio habían descartado la posibilidad de que estuviera 'fichado' porque las huellas que han ido encontrado en las casas que ocupaba no se correspondían con ninguna de las archivadas en su base de datos, pero en la última vivienda en la que habría estado viviendo así como en el coche del bodeguero encontraron dos que sí han llevado a su identificación.

El primer hecho constatado que se le atribuye, fue el pasado el 25 de febrero de 2020, tras la ocupación de una vivienda de forma ilegal en la pedanía Los Cojos de Requena. A día de hoy es el objetivo prioritario de la serranía valenciana donde se pide a los vecinos que colaboren para localizarlo así como por su seguridad. Está considerado como un violento asaltante si encuentra resistencia, pero suele morar en casas que están deshabitadas. Solo si se encuentra con algún vecino le intimida con la escopeta llegando a dispara si hace falta para lograr su botín sabedor del daño que puede ocasionar.

En este sentido cabe la posibilidad de que haya manipulado los cartuchos evitando así hacer todo el daño que puede ocasionar un arma así. Para ello les habría vaciado la carga de pólvora casi al mínimo. Los expertos creen que podría tratarse incluso de un exsoldado, por los conocimientos que para manejar esta munición requiere.

Mientras, el dispositivo de búsqueda peina palmo a palmo los montes de Alpuente, Titaguas y Chelva. El Grupo de Acción Rápida (GAR) se unió la semana pasada a las labores policiales. Desde la Guardia Civil alertan de que es muy importante recalcar que si se detectara su presencia hay que "evitar cualquier enfrentamiento con él".

Los agentes del GAR están adiestrados para capturar a peligrosos delincuentes y utilizan cámaras térmicas para localizar sus objetivos desde el aire o por la noche. También participan en el dispositivo policial el Grupo de Rescate Especial de Intervención en Montaña (GREIM) y el Servicio Cinológico de la Guardia Civil con dos perros adiestrados en la localización de personas.

Mostrar comentarios