El sacerdote español Jaime Rodríguez, secretario general de Legión de Cristo

  • El sacerdote español Jaime Rodríguez, de 35 años, ha sido nombrado nuevo secretario general de la Legión de Cristo, informó hoy la congregación fundada por el mexicano Marcial Maciel (1920-2008), castigado por Benedicto XVI por abusos sexuales a seminaristas y por la triple vida que llevó.

Ciudad del Vaticano, 4 oct.- El sacerdote español Jaime Rodríguez, de 35 años, ha sido nombrado nuevo secretario general de la Legión de Cristo, informó hoy la congregación fundada por el mexicano Marcial Maciel (1920-2008), castigado por Benedicto XVI por abusos sexuales a seminaristas y por la triple vida que llevó.

Rodríguez sustituye en el cargo a Evaristo Sada, que deja el cargo al cumplir el sexenio para el que fue nombrado, informó asimismo la congregación.

Jaime Rodríguez nació en Madrid en 1976. Estudió en el colegio "Everest", de los Legionarios de Cristo y en 1994 ingresó en el noviciado de la Legión de Cristo en Salamanca (España), donde estudió Humanidades.

Es licenciado en Filosofía y en Teología por el Ateneo Pontificio Regina Apostoloru de los Legionarios de Cristo en Roma y fue ordenado sacerdote en 2008.

Desde 2005 ha colaborado en la dirección general de los Legionarios de Cristo en Roma.

Según las constituciones de la Legión de Cristo, el secretario general no tiene autoridad propia y su tarea consiste en ayudar al director general de la congregación en lo que éste debe escribir o tratar.

Este es el segundo cambio en poco tiempo en la dirección de Legión de Cristo, después de que el pasado mes de agosto, el hasta entonces "número 2", el sacerdote mexicano Luis Garza Medina, dejara su cargo de vicario general para asumir la dirección territorial en Estados Unidos.

La congregación Legionarios de Cristo fue fundada en México en 1941 por el sacerdote Marcial Maciel (1920-2008), condenado por Benedicto XVI por sus "gravísimos e inmorales" comportamientos y por la vida que llevó "sin escrúpulos y sin verdadero sentimiento religioso".

Desde antes de la muerte de Juan Pablo II, el cardenal Ratzinger, prefecto de la Congregación de la Doctrina de la Fe, ya seguía los pasos de Maciel, pero no fue hasta el 19 de mayo de 2006 cuando ya como Benedicto XVI le castigó por los abusos sexuales durante décadas a seminaristas.

En marzo de 2009 ordenó inspeccionar la orden a cinco obispos -entre ellos un español, un chileno y un mexicano-, y a principios de este año los Legionarios reconocieron que Maciel abusó sexualmente de seminaristas menores, tuvo "otros graves comportamientos" y varios hijos con diversas mujeres.

En mayo del pasado año, el Vaticano difundió un duro comunicado sobre la triple vida de Maciel, en la que confirmó sus "gravísimos y objetivamente inmorales" comportamientos.

La Legión de Cristo cuenta con 900 sacerdotes y 3.000 seminaristas y está establecida en dieciocho países, además de tener 70.000 miembros del Regnum Christi, la rama laica.

Mostrar comentarios