En Día de DDHH, Cuba apresa activistas pero niega tener presos políticos

  • Decenas de opositores fueron detenidos o impedidos de movilizarse en Cuba este jueves, en el Día Internacional de los Derechos Humanos, según denunciaron las organizaciones a las que pertenecen, mientras el gobierno negó que existan presos políticos en la isla.

Como ha ocurrido por años en esta fecha, activistas antigubernamentales quisieron manifestarse desde el miércoles en La Habana y otras ciudades, pero autoridades lo evitaron a través de capturas - que suelen ser por pocas horas - o bloqueándoles la salida de sus viviendas.

"Once activistas fueron detenidos hoy en Guantánamo (extremo este) y otros seis en La Habana cuando pretendían llegar" a un lugar de concentración, dijo a la AFP José Daniel Ferrer, Secretario Ejecutivo de la Unión Patriótica de Cuba (Unpacu).

En la ciudad Camagüey otros 23 opositores "no pueden salir a la calle" por bloqueo de las autoridades. "Ellos están reunidos en la vivienda del activista Fernando Vázquez", de Unpacu, agregó.

La disidencia denunció el nuevo acoso de las autoridades en vísperas del primer aniversario del descongelamiento de las relaciones políticas entre Cuba y Estados Unidos, que por décadas acusó al gobierno comunista de cometer violaciones de derechos humanos.

Los otrora adversarios en la Guerra Fría reabrieron sus embajadas en julio, después de medio siglo de enemistad.

Este jueves al menos una decena más de personas que intentaban manifestarse en La Habana fueron detenidas. Cuando era llevada por policías, una disidente de la organización Damas de Blanco, hizo una L con el índice y pulgar, según observaron periodistas de la AFP.

Ese movimiento denunció en Twitter ocho detenciones, incluida la de su líder Berta Soler.

Asimismo, el medio digital 14 y Medio, de la bloguera opositora Yoani Sánchez, afirmó en Twitter que agentes del Estado se ubicaron en las afueras del edificio donde vive y trabaja, para "evitar que los reporteros puedan cubrir las convocatorias" por el día de los derechos humanos.

Más temprano el fiscal general de la isla, Darío Delgado, negó que existan presos políticos y dijo que muchos reclusos acusados de delitos comunes se "autotitulan disidentes".

"A veces se dice que aquí hay presos políticos. No los hay", pues "la mayoría de aquellos que se autotitulan disidentes, son presos comunes que han sido atraídos por las organizaciones contrarrevolucionarias, internas o externas, y reciben un pago directo o indirecto", dijo Delgado al diario oficial Granma.

"Pero no son presos de conciencia", enfatizó.

En enero el gobierno de Raúl Castro liberó a 53 reclusos que Washington consideraba presos políticos, como parte del histórico acercamiento con Estados Unidos.

La Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional, que es ilegal aunque tolerada en la isla, sostiene que todavía hay unos 60 presos políticos, lo que no es respaldado por Amnistía Internacional (AI).

Desde México, Louise Tillotson, investigadora de AI para el Caribe, dijo a la AFP que desde hace unos años los disidentes enfrentan el mismo acoso con motivo del Día Internacional de DDHH.

"Desde la mitad de la década de 1990, se vio un cambio de prácticas: impiden a la gente salir de su casa o los detienen entre una y 30 horas, y después los sueltan", describió Tillotson, quien calificó de "preocupante" el comportamiento oficial.

AI no está autorizada a actuar en Cuba desde hace 30 años.

Simultáneamente con las manifestaciones opositoras, el gobierno organizó ferias gastronómicas y actividades infantiles.

bur-vel/rd/cd

Mostrar comentarios