Incertidumbre sobre las cifras

La curva de muertos se acelera... pese a no incluir los 3.341 de Cataluña

Policías entregan mascarillas en la estación de metro de Nuevos Ministerios en Madrid, este lunes. Según anunció el pasado sábado el ministro de Sanidad, Salvador Illa, las fuerzas de seguridad repartirán 10 millones de mascarillas este lunes a los trabaj
Policías entregan mascarillas en la estación de metro de Nuevos Ministerios en Madrid, este lunes. Según anunció el pasado sábado el ministro de Sanidad, Salvador Illa, las fuerzas de seguridad repartirán 10 millones de mascarillas este lunes a los trabaj

El panorama no mejora y las nuevas cifras hacen difícil dar por consolidada la fase de ralentización tan celebrada por las autoridades. Los casos continúan en aumento, con 5.183 más registrados en las últimas horas, al igual que los fallecidos, con un incremento de 551. Este jueves se esperaba un cambio considerable en el número de muertos por el anuncio de la Conselleria de Sanidad catalana de que las víctimas mortales son el doble en su territorio y por los "retrasos" de otras CCAA advertidos por Sanidad, pero no se han reflejado esas variaciones en el informe diario.

Madrid sigue siendo el núcleo de la pandemia, pero el azote del virus es especialmente preocupante en Cataluña. Las autoridades de la CCAA de Quim Torra informaron de 7.097 muertes por el virus este miércoles, una cantidad bastante superior a las 3.855 contabilizadas en el recuento de Sanidad. Estos datos no han sido incluidos por la cartera de Salvador Illa, pero su origen puede dar pistas de lo que podrá ocurrir en otras zonas. ¿Qué cambió? El método anterior solo incluía en el balance a los difuntos que perdieron la vida en los hospitales y el nuevo incluye la información de las funerarias, cuyo alcance llega a las residencias de ancianos y domicilios particulares. Además de la modificación del recuento, la autonomía comenzará a revelar el número de cuadros bajo sospecha clínica comunicada por cualquier profesional facultativo a partir de ahora. Todo apunta a más aumentos, pero todavía no se sabe cuándo serán recogidos por las cifras del Ejecutivo. 

Y este no es el único territorio donde las cifras han sido cuestionadas. El informe de vigilancia del excedente de mortalidad (MoMo), de Sanidad, calcula cuántas muertes más ha provocado el virus en comparación a todas las causas de años anteriores. Andalucía, Canarias y Asturias presentan las realidades menos fatales, pero todo pudiera cambiar por la advertencia de la entidad de que hay un atraso "notable" en el recuento de víctimas mortales en estas localidades. Habrá que esperar a que se computen los datos que faltan para poder dimensionar la crisis. 

Preguntado por esto en una rueda de prensa, Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, ha pedido cautela en el análisis de las estimaciones porque no está claro que las víctimas informadas por las autonomías hayan sido sometidas a exámenes que certifiquen la presencia del virus en su cuerpo. Esto, según Simón, es un criterio para que se puedan incluir fallecidos en las estadísticas oficiales. Sobre los aumentos registrados este jueves, el experto ha confesado que la gira de 62.000 test puesta en marcha por el Gobierno seguirá hinchando los totales, al igual que los retoques sobre las muertes de las CCAA. En su discurso también ha rebajado las expectativas de su equipo de relajar las medidas de confinamiento al confirmar que no se podrá cambiar de fase mientras el sistema sanitario no esté disponible para atender a todos, lo que no se da en estos momentos porque el número de contagiados sigue siendo superior al de recuperados.

La incertidumbre hacia los números de Sanidad se cuela en casi todas las columnas del informe. En cuanto a los casos, no se sabe si se contarán a los asintomáticos introducidos por algunos territorios junto al resto o se recogerán en otra tabla; las CCAA todavía alertan de las discrepancias entre los datos de fallecidos aportados por los Registros Civiles y los que maneja Sanidad; y el total de los ingresados en UCI ya lleva nueve días sin aparecer por las variantes entre la información que proporcionan las autonomías. Los interrogantes no están ocultos. El documento alerta de ellos con un par de asteriscos explicados a pie de página, pero hacen muy difícil confiar en la pertinencia de implementar los planes de desescalada que ya cocina el Ejecutivo de Sánchez. 

La pandemia del nuevo coronavirus originada en la ciudad china de Wuhan ha superado ya ampliamente el umbral de los dos millones de casos y deja más de 137.000 víctimas mortales en todo el mundo, con Estados Unidos como el país más golpeado por el virus. España sigue siendo el segundo país con más positivos, pero Italia ocupa esa posición en número de muertos. 

Mostrar comentarios