Exigen a Perú cumplir con creación de Parque Nacional en territorio vulnerable

  • La Defensoría del Pueblo de Perú exigió al gobierno peruano, a través de un recurso judicial, cumplir con la creación del Parque Nacional Sierra del Divisor, en un gigantesco territorio amazónico, vulnerable al narcotráfico, tala y minería ilegal.

Eduardo Vega, Defensor del Pueblo, señaló el jueves que la demanda presentada ante el Poder Judicial responde a la excesiva demora en la aprobación de la norma de creación. "Han pasado 20 meses desde la suscripción de los acuerdos entre representantes del gobierno y los pueblos indígenas durante el proceso de consulta", señaló, según nota del prensa de la institución.

Vega informó que la Defensoría y las comunidades nativas remitieron diversas comunicaciones a la Presidencia del Consejo de Ministros para que explique la demora, "y hasta el momento no tenemos respuesta".

Sierra del Divisor es una zona de más de 1,4 millones de hectáreas ubicada en las regiones amazónicas de Loreto y Ucayali, donde habitan comunidades nativas de las etnias Matsés, Asháninka, Huambisa, Isconahua, Shipibo Conibo y pueblos indígenas en situación de aislamiento voluntario.

Además, posee un ecosistema representado por 3.000 variedades de especies vegetales y animales, muchos de ellos únicos en el mundo, según del Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado (Serna).

El Defensor recordó que en la reciente presentación del Presidente Ollanta Humala en la Cumbre Mundial sobre Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas, exhortó a los Estados a proteger el medio ambiente para prevenir el cambio climático.

"Los discursos y mensajes son importantes pero deben estar acompañados de medidas que permitan alcanzar dicho objetivo, como es la creación del parque nacional Sierra del Divisor", precisó.

En abril del 2006 se estableció a Sierra del Divisor como una zona reservada, y las comunidades llevan nueve años esperando que pase a ser parque. "Esta demora causa cansancio y desconfianza en los pueblos consultados (...) la falta de protección los hace vulnerables a diversas actividades ilícitas: plantaciones de coca para narcotráfico, tala y minería ilegal", dijo Daniel Sánchez, jefe del Programa de Pueblos Indígenas de la Defensoría.

También impide la titulación de las tierras comunales colindantes a Sierra del Divisor, debido a que se encuentran a la espera de que se defina el área del parque para poder culminar con este trámite.

Sánchez aseguró que la zona es económicamente sostenible mediante la venta de bonos de carbono. "Mantener esta área permitiría captar unos 150.000 toneladas de CO2, que equivale casi al 40% de todo el carbono que produce el Perú diariamente", explicó.

rc/mav/hov

Mostrar comentarios