Miércoles, 22.11.2017 - 17:47 h

España se sitúa como uno de los países con más bajas laborales en el mundo

Según un estudio realizado por Voltadol, España es el quinto país de Europa con más bajas laborales, junto Bélgica y Francia, debido a dolores corporales.

El alto porcentaje de españoles que dicen sufrir dolores corporales no solo repercute en lo laboral, sino que también afecta directamente en el ámbito familiar.

España se sitúa como uno de los países con más bajas laborales en el mundo

En España cerca del 75% de las personas admite que el dolor corporal perjudica su calidad de vida, tanto que este país se encuentra entre todos los del mundo con mayor número de bajas laborales, de media 3,1 días de baja frente a la media mundial de 2,6, según el 'Barómetro del Dolor' promovido por Voltadol y realizado en 32 países a nivel mundial, con más de 19.000 participantes.

Así, más de la mitad de los españoles suele presentar dolor corporal en el trabajo de forma habitual (58%), por lo que "no es de extrañar", según el estudio, que España sea el quinto país europeo con más bajas laborales, junto con Bélgica y Francia, y uno de los países que supera la media mundial de bajas laborales.

En esta línea, el trabajo es una de las fuentes de dolor corporal para el 56% de la población española, convirtiéndose en el tercer país europeo con más trabajadores con dolor, por detrás de Polonia (60%) y Portugal (57%), afectando "claramente" en el rendimiento y concentración en el trabajo.

Estos datos podrían explicar que España se encuentre entre los diez países del mundo que presentan mayor dolor corporal entre su población (63%), donde la espalda es la zona más afectada (37%), seguido del dolor de cuello (35%) y lumbares (31%), unas dolencias que, además, generan preocupación y ansiedad al 93 por ciento de estos, frente al 90 por ciento de la media europea.

No obstante, estos dolores no afectan "tanto" al estado de ánimo de los españoles, ya que esto es así en el 44 por ciento de los casos, un porcentaje inferior al de la media mundial (48%).

A pesar de los datos, la población española reconoce las causas de su dolor corporal casi en la totalidad de los casos (93%) y, además, busca una solución "inmediata" en el 45 por ciento de estos, antes que ningún otro país.

El dolor reduce significativamente la paciencia con los hijos 

El dolor afecta también a la vida familiar y social, repercutiendo en los más allegados y las personas que están alrededor, una situación que evidencian los datos, ya que el 54% de los españoles ha renunciado a alguna actividad en familia debido al dolor corporal, y el 75% reconoce tener menos paciencia con los hijos debido a las dolencias (frente al 66% de media europea).

Sin embargo, el estudio muestra que los españoles a la hora de contestar a la pregunta '¿Sería un mejor padre/madre si no tuviera dolor?', "solo" un 43% respondió afirmativamente, por lo que en comparación con la media mundial (67%), España ocupa el tercer lugar, por detrás de Finlandia (41%) y Grecia (40%), afirmando que el dolor no les impide mejorar las relaciones paterno-filiales.

Ahora en portada

Comentarios