Lunes, 11.12.2017 - 05:14 h

El Gobierno plantea sanciones a padres que desoigan cursos para hijos pillados con alcohol

El Gobierno plantea sanciones a padres que desoigan cursos para hijos pillados con alcohol

La ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Dolors Montserrat, ha planteado este martes la posibilidad de sancionar a padres cuyos hijos hayan sido sorprendidos bebiendo alcohol en la vía pública y que hayan desoído los cursos de sensibilización preceptivos en seis o siete ocasiones tras ser denunciados.

Lo ha dicho en una atención a los medios tras visitar la residencia Sant Crist de Igualada (Barcelona), donde la ministra ha insistido en que la futura Ley del alcohol pondrá especialmente el foco en la sensibilización, la prevención y la concienciación, ha publicado 'ABC'.

Para Montserrat, la futura normativa de "tolerancia cero" con el alcohol en menores se centrará en la prohibición del consumo a jóvenes de menores de 18 años, y será pactada con el máximo consenso.

"Si se pilla a un chaval menor de edad que ha bebido alcohol lo que se va a hacer es que el menor juntamente con su tutor, su padre o su madre vayan a cursos de sensibilización parecidos a los de tráfico", ha explicado Montserrat.

"Si a un chaval le pillan cinco o seis veces y no ha ido a los cursos de sensibilización, nos tendremos que plantear que si no van a estos cursos, a lo mejor tienen que pagar una sanción", ha observado Montserrat.

"El tutor o padre tiene la obligación de enviar a su hijo a estos cursos de sensibilización", ha remarcado la ministra, que ha insistido en que el objetivo es que el menor se de cuenta de los efectos negativos que provoca el alcohol en los jóvenes.

BOTELLÓN EN UNA PLAZA PÚBLICA

"Cuando veamos a un chaval en una plaza pública haciendo botellón, cualquier persona podrá llamar a la policía y decir oiga: hay un chaval que pensamos que está bebiendo, se le hará una prueba de alcoholemia, y en caso afirmativo, se llamará a sus padres y tendrán que ir a un curso de sensibilización", ha reseñado la ministra.

Ha comparado la futura normativa con el éxito de implantación de la Ley antitabaco, pese a reservas planteadas inicialmente, y ha subrayado que la ley se encuentra en una fase de anteproyecto de la que requerirá el máximo consenso.

En este proceso, ha dicho que están llamado todos los actores afectados para poner encima de la mesa grandes acuerdos para prevenir la ingesta de alcohol entre los menores.

Ahora en portada

Comentarios