Sábado, 21.10.2017 - 07:01 h

Oltra rechaza el "acuerdo entre partes" en la gestación subrogada y apuesta por un control público similar a la donación

La vicepresidenta del Gobierno valenciano y consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas, Mónica Oltra, ha considerado este miércoles respecto a la gestación subrogada que en este tipo de procesos "no cabe un acuerdo entre partes" y tampoco "un contrato" porque "la vida no puede estar sometida a contratos ni a leyes mercantiles o de tráfico jurídico".

Oltra rechaza el "acuerdo entre partes" en la gestación subrogada y apuesta por un control público similar a la donación

Asimismo, ha apostado por "regular" esta práctica y por controlarla "de principio a fin" por parte de una "entidad pública", asimilándola "a la donación de órganos". En este sentido, ha defendido la necesidad de abrir "un debate social y político" al respecto y se ha opuesto a las posiciones "dogmáticas, totalitarias y cerradas".

Oltra, que se ha pronunciado de este modo en declaraciones a la Cadena Ser recogidas por Europa Press, ha planteado también, con dicha regulación y desde "una posición feminista", la posibilidad de ayudar a "paliar" el "sufrimiento de muchas mujeres que quieren ser madres y que no pueden serlo".

Además, la responsable autonómica ha propuesto que cuando exista en España una regulación respecto a la gestación subrogada se prohíba que pueda llevarse a cabo en "países empobrecidos" en los que "se está dando una situación de explotación de mujeres" para "gestar a los hijos de los ricos".

"Hay temas en los que el blanco y el negro no funcionan tan fácilmente" porque "tienen muchas aristas y este es uno de ellos", ha señalado Mónica Oltra respecto a la gestación subrogada, además de estimar "difícil" intentar legislar sobre "procesos tan íntimos y tan complejos" como "la vida o la muerte".

"Es difícil establecer un sí o un no", ha dicho la vicepresidenta del Consell, a la vez que ha insistido en la conveniencia de "regular" dicha práctica y ha rechazado llamarla "gestación subrogada y mucho menos maternidad subrogada".

La titular de Igualdad y Políticas Inclusivas ha opinado que ante esta cuestión "hay que ir a un proceso netamente público" y a plantear su regulación asimilándolo "a los que es la donación, la donación inter vivos y la donación de órganos, por ejemplo". En esta línea, ha apuntado la posibilidad de establecer "un procedimiento por el cual en este país se regule una donación de la capacidad de gestar, como tal, como una donación" y con control "de principio a fin por entidad pública".

"No cabe un acuerdo entre partes, no cabe un contrato. La vida no puede estar sometida a contratos, ni a leyes mercantiles, ni a leyes del tráfico jurídico. Igual que hay procesos en los que hay donaciones entre vivos de riñón o de médula podría plantearse en este país un proceso de donación de la capacidad de gestar", ha insistido. A su vez, ha reiterado su predisposición a "abrir un debate" al respecto.

Mónica Oltra ha comentado que al igual que hay personas que donan un riñón a otras, podría darse el caso de que una mujer quisiera "donar la capacidad de gestar" a su hermana porque esta "no puede llevar a cabo una gestación". Ha invitado a trabajar con esta "hipótesis" en el debate que cree que se debe abrir y a contemplar la posibilidad de que ese caso se podría dar también entre personas "que no se conocen o que no tienen lazos familiares".

La consellera ha destacado que ese debate, lejos de posiciones políticas o sociales "muy dogmáticas, muy aprioristas, muy totalitarias y muy cerradas" que ha dicho no compartir, debe "llevar a una conclusión pactada" para atender a "necesidades" de la sociedad.

"SUFRIMIENTO"

"No comparto, por ejemplo, que esto sea en todos los casos una explotación de los hombres hacia las mujeres porque hay muchas mujeres en este país que quieren ser madres y que no pueden serlo porque las razones que sean, porque tienen una infertilidad o una esterilidad", ha agregado Oltra, que ha resaltado el "sufrimiento" que esto supone para esas ciudadanas.

En este sentido, ha considerado que "desde una posición feminista" se tiene que "dar respuesta" a esa circunstancia y ha apuntado que ese "sufrimiento" se podría "aplicar" con "determinadas regulaciones".

Tras ello, la vicepresidenta del Consell ha lamentado mientras se debate sobre la gestación subrogada en los "países ricos", en los "empobrecidos se está dando una explotación de las mujeres", con "auténticas granjas donde las encierran para gestar los hijos de los ricos". "Me parece muy hipócrita mirar hacia otro lado o hacer hablar solo de igualdad con un planteamiento etnocéntrico, pensando solo en lo que ocurre en el primer mundo", ha expuesto.

"AUTÉNTICAS PARIDERAS"

Oltra ha aseverado a este respecto que "en el momento en el que aquí haya una vía legal en estos términos, con control público y sin acuerdo entre las partes, asimilado a los procesos de donación de órganos" se debería "prohibir" que la gestación subrogada "se lleve a cabo en los países en los que no hay garantías para esto" y se usa a mujeres como "auténticas parideras", al "igual que se hace con la adopción internacional".

Respecto a si este debate se ha planteado en el seno de la coalición política a la que pertenece, Compromís, Mónica Oltra ha explicado que en su ejecutiva se planteó "un debate que quedó abierto" porque "había varias posturas". "No se optó por ninguna, se optó por dejarlo abierto, por seguir debatiendo e intentar encontrar ese punto de encuentro y en eso estamos. No hay una postura definida", ha manifestado.

Ahora en portada

Comentarios